Sigue el conflicto

Sileoni pidió al Magno “una medida de no innovar”

El titular de Educación bonaerense dijo que está firmada la orden de sumario para que se establezca una medida cautelar sobre los ocho alumnos a los que no les renovaron la matrícula.

Por Redacción Pilar a Diario 20 de octubre de 2022 - 17:00

El director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Alberto Sileoni, dijo que solicitó al colegio Magno de Pilar la medida de “no innovar” en el caso de ocho familias cuyos hijos tienen problemas de aprendizaje o alguna discapacidad, y a las que se les informó que no serán matriculados para el ciclo lectivo 2023.

“Está firmada la orden de sumario de nuestra Dirección Legal y Técnica, está designada una abogada, la inspectora sumariante tiene 30 días para trabajar y otros 30 más, y se ha pedido que desde el inicio del sumario se establezca una medida cautelar, una medida de no innovar para que no se modifique por ahora la situación de la matriculación de los alumnos que están involucrados en esta situación tan desagradable y dolorosa”, expresó el funcionario.

Luego indicó que “en esa misma orden de sumario se ha dado intervención a la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, y a la Defensoría de la Niñez de la Nación y estamos trabajando en eso”.

En declaraciones a Radio 105.9 el funcionario dijo: “Ojalá me equivoque, y si me equivocara con mucha alegría lo reconocería, pero me parece que tienen una actitud de sostener e inclusive de profundizar el conflicto”.

Sileoni sostuvo que las autoridades del colegio de Pilar mantienen una posición en la que no expresaron la voluntad de una mediación al conflicto, “y no hay ningún escenario posible que permita vislumbrar una modificación de esa conducta”.

“Dicen que están siendo perseguidos, que son víctimas de una persecución. Nosotros somos el Estado, vamos a cumplir las normas y no hacemos cosas prepotentes”, enfatizó Sileoni.

Sin matrícula para 2023

Días atrás, el Magno había comunicado a ocho familias cuyos hijos tienen problemas de aprendizaje o alguna discapacidad, que quedarían sin matrícula para el próximo año 2023 porque, según denunciaron los padres, el dueño del colegio sostuvo: “bajan la vara”.

Luego de que el caso se conociera y que varias instituciones y organismos manifestaron públicamente su rechazo a lo sucedido en el Colegio Magno, la institución ratificó su postura a través de un comunicado que envió por correo electrónico a la comunidad educativa, docentes y directivos.

Respecto de este tema, Sileoni dijo que “todas las instituciones que están participando en esta situación como el Inadi y Defensorías, no tienen atribuciones concretas para retrotraer esta decisión. Es la Justicia (la que debe determinar), y en el caso nuestro veo una limitación del Estado en este caso, hay como una suerte de vacío legal, hay sanciones pecuniarias”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar