Bienvenidos al infierno: se viene una de las semanas más calurosas de la historia

Pilar tendrá temperaturas superiores a los 40º durante varios días. Argentina será una de las zonas más cálidas del mundo. Consejos para evitar un golpe de calor.
sábado, 8 de enero de 2022 · 10:31

A preparar el agua, el aire acondicionado o el ventilador: desde el lunes, la región central del país volverá a tener una serie de jornadas con temperaturas agobiantes que incluso superarán los 40 grados de máxima, según lo previsto por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), para las zonas de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

Incluso, se estima que dichas zonas del país serán las más cálidas del mundo durante algunas horas.

En cuanto a Pilar, el SMN prevé una máxima de 37º para el lunes, mientras que martes será de 40º. El miércoles "bajará" nuevamente hasta los 37º con un pico el jueves de 41º, misma temperatura máxima estimada para el viernes. Además, las mínimas oscilarán entre los 23º y los 25º. 

Por su parte, la Ciudad de Buenos Aires comenzará la semana con cielo despejado y una temperatura que oscilará entre los 24 de mínima y 35 de máxima, tendencia que se mantendrá y continuará en ascenso los días consecuentes con 37 grados el martes y 39 el jueves.

De concretarse estas estimaciones, es probable que varios distritos de la región central del país registren nuevas olas de calor dado que las marcas térmicas mínimas previstas, hasta el momento son elevadas.

Además, este fenómeno hace que durante las noches no se logre enfriar el ambiente ya que las temperaturas no bajan lo suficiente y esto dificulta el descanso de las personas lo que puede generar efectos en la salud, ante esta situación y de acuerdo a la intensidad en las temperaturas el SMN emite alertas para advertir a la población.

 

CONSEJOS PARA EVITAR UN GOLPE DE CALOR

El Ministerio de Salud aconsejó tomar agua con mayor frecuencia, consumir frutas y verduras; evitar bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, así como las comidas abundantes y la actividad física intensa como forma de “prevenir, mitigar y dar respuesta adecuada frente a la ola de calor o temperaturas intensas”.

La cartera sanitaria nacional advierte que en caso de alerta por altas temperaturas declarada es importante tomar precauciones con quienes puedan verse más afectados por el impacto de la ola de calor, como personas de edad avanzada, niños pequeños, personas con alguna enfermedad crónica o sobrepeso y quienes viven en situación de calle.

“Es importante contar con teléfonos de emergencias, si alguna descompensación ocurriera en el hogar y/o en la vía pública”, aconseja el ministerio.

Y, además, recomienda “asegurarse de que las mascotas y otros animales tengan agua y sombra”.

Respecto a los más chicos, enfatiza en la importancia de ofrecerles continuamente líquidos, preferentemente agua o jugos naturales y, en el caso de lactantes se aconsejó darles el pecho de manera más frecuente.

También, recomienda que vistan ropa holgada, liviana, de algodón y de colores claros; bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia; y evitar que se expongan al sol, en especial entre las 10 y las 16, y luego de este horario, colocarles gorro y protector solar.

Es importante prestar atención a signos de alerta como sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros.

En los bebés, asegurarse de que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.

Para el cuidado de la salud en la vía pública aconsejan “evitar la exposición directa al sol en los horarios de mayor temperatura (de 10 a 16), en especial de los bebés y niños pequeños; utilizar protección solar, mantenerse hidratado y consumir agua segura con mayor frecuencia.

En cuanto a los alimentos, sugiere mantener en la heladera aquellos alimentos frescos y que puedan echarse a perder debido al calor; y si perdió la cadena de frío, tiene olor, color o textura anormales, debe ser descartado.

Aquellos que pueden estar fuera de la heladera deben mantenerse en lugares limpios y frescos y al resguardo de aberturas, superficies y/o fuentes de calor y los perecederos (incluidos la carne, el pollo, el pescado, los huevos y las sobras) que hayan estado por dos horas o más fuera del frío deberán ser desechados, así como todos los comestibles enlatados cuyos envases estén abiertos, dañados o inflados.

En relación al agua, se recomienda consumir siempre agua segura y mantenerla correctamente envasada (en botellas o bidones limpios y cerrados) en la heladera, en lugares limpios y frescos, y alejada de fuentes de calor.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
100%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios