Vuelta a las aulas: La ardua tarea de conseguir uniformes de invierno para el regreso al colegio

El anuncio tomó por sorpresa a familias y comerciantes. Escasean las camperas y pantalones largos. Se dispararon la ventas en los grupos de compra venta de ropa usada. Estiman que la mercadería ingresará en 10 días.
martes, 15 de junio de 2021 · 13:38

La noticia, anunciada por el gobernador Axel Kicillof en la tarde del viernes, cayó como una sorpresa. Esperada por muchos, quizás, pero sorpresa al fin. El regreso a las clases se concretaría en apenas cinco días, en un escenario completamente diferente al de aquellas jornadas cálidas de abril cuando los chicos pisaron el colegio por última vez. 

Así es como padres y madres se encontraron con la urgente y no siempre sencilla tarea de equipar a sus hijos con uniformes escolares de abrigo, necesarios para cursar en las gélidas aulas de invierno que -por protocolo- deberán permanecer siempre con las ventanas abiertas para evitar los contagios de coronavirus. 

Desde el sábado, es incesante la concurrencia de gente en los locales de venta de uniformes escolares, así como en el paseo de compras ubicado en la calle Fermín Gamboa y Rivadavia. En la mayoría de los casos, la respuesta por parte de los vendedores se repite: "no tenemos, quizás entran la semana que viene". 

Camperas de los tonos reglamentarios son por estos días las prendas que más escasean. En menor medida, dependiendo de lo poco convencional del color exigido, hay faltante de pantalones de gimnasia, gorros y bufandas. 

Frente a la insistencia de los clientes, desde los locales explican que los fabricantes, ante lo ocurrido en 2020, disminuyeron la producción de prendas escolares de abrigo. En tanto que ellos, los comerciantes, siguiente eslabón de la cadena, optaron por no aventurarse a hacerse de un gran stock de abrigos, cuando en el mes de abril las señales apuntaban a otro invierno sin presencialidad. 

El faltante de mercadería choca de frente con la realidad de buena parte de los hogares con niños, donde la inversión en uniformes aptos para el frío no se realiza desde hace dos años, teniendo en cuenta que durante el 2020 las clases presenciales fueron mínimas y en meses estivales.

El apuro por resolver este dilema generó que se dispare el siempre bienvenido mercado de compra y venta de prendas usadas, por canales alternativos como las redes sociales.

Distintos grupos de Facebook que no registraban actividad desde hace varios meses volvieron a la carga en los últimos días, así como otros más específicos -"Compra venta uniforme IMDP Pilar", por citar un ejemplo. En ellos, son los propios padres los que ofrecen la indumentaria que ya no se usa, a precios más accesibles.

En estas comunidades, una campera de abrigo impermeable puede adquirirse entre 1.500 y 2.500 pesos, dependiendo del estado, cuando en un local el precio supera los 3500 mil pesos. Asimismo, los conjuntos deportivos pueden comprarse por 1.000 pesos y un buzo se adquiere por 500 pesos, en promedio. 

Las fabricantes particulares, en muchos casos mujeres emprendedoras cuyos hijos concurren al mismo colegio, también advirtieron una disparada en la demanda y atentas a esto, inundaron las redes sociales y los estados de Whastapp con los productos que aún tienen en stock. 

La provisión de indumentaria escolar de abrigo, advierten desde los locales, podría comenzar a regularizarse dentro de los próximos 10 días. Mientras tanto, los niños - a excepción de los menores, eternos  "herederos" de la ropa de los grandes- deberán  hacerle frente al frío de las aulas con lo que haya en casa. 

 

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios