Efemérides

29 de abril: Día del Animal en Argentina

La fecha conmemora la vida de un abogado argentino que fue pionero en la defensa de los derechos del animal.
jueves, 29 de abril de 2021 · 09:25

Cada 29 de abril se celebra el Día del Animal en Argentina. Si bien se tiende a asociar con el fallecimiento de Dr. Ignacio Lucas Albarracín, miembro fundador de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales, en 1926, la realidad es que data de varios años antes.

El primer Día del Animal se celebró en nuestro país en 1908. Albarracín tomó la idea londinense del “Domingo del animal” y le propuso replicarla al Dr. Ponciano Vivanco, presidente del Consejo Nacional de Educación.

La primera edición tuvo que posponerse por lluvia. Por ende, el primer Día del animal en nuestro país se celebró un 2 de mayo. El lugar elegido para el evento fue el Zoológico porteño, donde asistió el presidente de la Nación, Figueroa Alcorta, y varios de sus ministros.

Albarracín dedicó su vida a la protección de los animales. Fue uno de los impulsores de la Ley Nacional de Protección de Animales, promulgada el 25 de julio de 1891, y se puso al frente de campañas contra las riñas de gallos, las corridas de toros y el tiro a la paloma.

Como ironía de la vida, falleció el 29 de abril de 1926, justamente un Día del animal. Es por ello que se produce la confusión sobre el origen de la conmemoración.

 

Día del Animal, también el 4 de octubre

A excepción de Argentina, el Día Mundial del Animal se celebra en el resto del mundo el 4 de octubre, conmemorando a San Francisco de Asís, quien consideraba a los animales hijos de Dios y los llamaba "hermanos". Les hablaba y se dice que ellos lo escuchaban hasta el punto de obedecerle. Es famosa la intervención que tuvo en Greccio al lograr que un lobo salvaje no atacara a la población.

A propuesta de la Organización Mundial de Protección Animal en su congreso de Viena en 1929, cada 4 de octubre se celebra el Día Mundial de los Animales.

En 1980 el papa Juan Pablo II declaró a san Francisco de Asís, patrono del reino animal y pidió hacer ese día, que la Iglesia Católica conmemora, la bendición de las mascotas.

Y a partir de 2003, organizaciones defensoras de los animales han pedido especialmente que la vida animal en cualquiera de sus formas, sea tratada con sensibilidad y respeto, porque la mayor amenaza para su existencia, proviene de los humanos.

Respetar a los animales, no solo los beneficia a ellos sino también a nosotros, porque el contacto con ellos, especialmente hacerlo con las mascotas, es altamente positivo para nuestro bienestar y salud mental. Jugar con ellas, acariciarlas y atenderlas, reduce el estrés, la soledad, la ansiedad y la depresión; porque el cuerpo libera oxitocina, hormona de efecto calmante que baja los niveles de la presión arterial y de cortisol, que es la hormona responsable del estrés.

Los niños que ayudan en la atención a los animales caseros, aprenden a hacerse responsables de otro ser viviente y mantener rutinas.

Entre los muchísimos aportes que recibimos de los animales, está su capacidad para advertirnos de peligros.

También, está comprobado que las mascotas pueden detectar condiciones médicas que ponen en peligro la vida de sus dueños; porque su sentido del olfato, es unas diez mil veces más agudo que el nuestro.

¡Ser amables y respetarlos es amar a los animales con los que tenemos contacto y eso hace del planeta un lugar mejor para todos!

Comentarios