"Para Medifé, ahora resulta que robo kilómetros”

Luego de lograr que le aprueben el plan de rehabilitación, el periodista Luciano Gómez -quien padece cuadriparesia espástica- volvió a entrar en conflicto con la prepaga. Esta vez, por los viajes que realiza cuando acude a las terapias.
viernes, 23 de abril de 2021 · 15:59

Luciano Gómez es un periodista de Presidente Derqui que padece una cuadriparesia espástica, producto de una parálisis cerebral que tuvo al nacer (lo hizo con apenas cinco meses de gestación).

Luego una lucha en el verano por lograr que le autoricen el plan multidisciplinario armado para que vuelva a recuperar la funcionalidad, producto de haber estado sin tratamiento presencial por ocho meses por la pandemia COVID 19, el periodista volvió a entrar en conflicto con la prepaga Medifé por la cantidad de kilómetros que recorre cuando acude a cada una de las terapias.

“Ahora resulta que para Medifé robo kilómetros y no le reconocen al transportista el recorrido que hace para llevarme a kinesiología, kinesiología en agua, terapia ocupacional, psicología y equinoterapia. La verdad ya estoy cansado. Siempre tienen un pero para dificultarme el accionar cotidiano”, subrayó.

“Ellos autorizaron un tope de kilómetros que, cuando vi la autorización, no responde a la realidad. El que me traslada está ahí conmigo. Yo controlo personalmente la facturación. No voy a permitir que pasen kilómetros de más porque pone en juego mi cobertura, pero tampoco que le paguen menos a un prestador que, como todos, ya está mal pago porque el sistema está mal”, agregó.

El conflicto viene desde hace tiempo. Además, Gómez tiene prohibido utilizar el trasporte público porque eso le aumenta el tono muscular y pone en riesgo sus progresos. “Tengo siete cirugías encima. No puedo poner en riesgo la funcionalidad que conseguí y que voy recuperando por cien kilómetros más. No entiendo, parece que hay un encono personal del departamento de discapacidad. Hacen más difícil lo que ya es difícil”, expuso.

Desde marzo, después de hacer pública la situación que estaba sufriendo, Luciano pudo empezar equinoterapia y contó que al momento de facturar la prestación le volvieron a faltar el respeto: “Llamo al 0800 y me dicen que lo debo facturar como todas las prestaciones. Presentar los papeles antes del día 5, todo igual a las demás. Después de cinco días, una empleada de la prepaga me dice que esto no era así, que llame a ese número donde me indicaron lo que comenté anteriormente porque estaba mal. El mismo personal no sabía qué hacer. Siento realmente que lo hacen a propósito”, expresó.

Así fue como tuvo que comunicarse con la sucursal de Pilar, "donde siempre me escuchan y le encuentran una solución". Sin embargo, “no tengo más ganas de pelear por cosas que tengan que ver con mi discapacidad. Quiero vivir, que me respeten mis derechos y se atienda la singularidad. Para algunos es un milagro que esté vivo y haga lo que hago. Para ellos, solo un gasto.  Así es muy difícil”.

0%
Satisfacción
20%
Esperanza
80%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios