Aniversario

Celebraron los 90 años de la llegada de las fundadoras del Madre del Divino Pastor

Se realizó un evento en el barrio porteño de Pompeya, adonde se instalaron por primera vez en 1931. Hubo participación de la escuela pilarense.
sábado, 13 de noviembre de 2021 · 15:10

Por Fiona Mc Loughlin

Corría el año 1931 cuando, luego de 22 días de viaje en barco, tres hermanas de la congregación de Franciscanas de la Divina Pastora llegaron desde España, recibidas por el Fray Valentín. Desamparadas y con los bolsillos vacíos, escapando de un país en crisis donde eran perseguidas,  arribaron al barrio de Pompeya, Buenos Aires. Poco tiempo después, ya en Pilar, serían las iniciadoras del actual Instituto Madre del Divino Pastor.

Estas hermanas eran Antonina Lázaro Ros, Jesús Reyes Chicote Navarra y Sagrario Gayoso López. Por eso es que en este 2021 se conmemoran los 90 años de la llegada de las religiosas a América Latina, siendo ellas tres las primeras que representaron a la congregación en el continente.

Evento

Por haber sido el primer lugar adonde llegaron a Argentina, es que días atrás se realizó una celebración en el santuario de Nuestra Señora de Rosario de Pompeya, evento que contó con presencia pilarense.

La ceremonia fue organizada por las Hermanas Mabel Castan y Miriam Solares, quienes son las referentes de la congregación en Buenos Aires. Fue llevada a cabo por el Fray José Luis y la Madre Mabel.

Representando al Instituto Madre del Divino Pastor de Pilar fueron las docentes Florencia Ocampos, vicedirectora de la primaria, y Débora Brizual, coordinadora de la pastoral de jardín y primaria. Además asistieron las hermanas Licinia, Margarita y Rocío.

En total hubo más de un centenar de personas, con representantes de todos los lugares en donde las hermanas están hoy presentes, tanto de las cinco escuelas de Argentina, como también de las escuelas de Chile, Bolivia, Brasil y Perú, conectados a través de Instagram y Facebook; así como de José León Suarez y del movimiento de AMAN (Asociación María Ana Mogas), representantes de la Pastoral Juvenil y de la Capilla Rejas Grandes.

Se dio a inicio a la celebración con el relato de la historia de la llegada a la Argentina y todo lo que pasaron las hermanas, “resaltando los valores de valentía, coraje. De  revolucionarias, pero bien. Realmente ellas dejaron su pasado y vinieron acá a jugársela con todo”, contó a El Diario Florencia Ocampos.

Se reflexionó sobre el símbolo del sombrero de María, sencilla, que protege a sus ovejas de las cosas que pueden hacerle daño. Luego, coronaron a la Virgen de Pompeya. “Se eligió un representante de cada lugar en el que trabaja la congregación  y le colocaron un gorro de paja. Coronando con este gorro, en homenaje y agradecimiento a esa mirada de protección que tuvo esta virgen con las hermanas. Y con el símbolo de la Divina Pastora, que es la advocación que nos mantiene como guía”, comentó Florencia.

Hubo un momento de ofrendas en el que participo cada comunidad, pidiendo una intención: “Los equipos directivos de las distintas escuelas ofrecieron un entretejido, agradeciendo y pidiendo para que nos siga dando fuerza, paciencia y amor por lo que hacemos”, explicó la docente.

“El coro era muy grande, había muchas guitarras. El clima fue muy cálido, de encuentro  y celebración”, agregó Débora Brizual.

Pilarenses

El año que viene se festejarán los 90 años de la llegada de las hermanas a Pilar. En los escritos de la Madre Sagrario Gayoso, sobre el desembarco en Argentina relata: “Fray Valentín nos enseñó todo, el seminario, la iglesia, el camarín donde la Virgen Santísima de Pompeya está sentada como reina en su trono, con su mirada de bondad. La madre parecía decirnos ‘ánimo, adelante, estoy con vosotras’. Fue la primera imagen de la virgen que vimos en América. Ella nos enjuagó las primeras lágrimas que derramamos a sus pies”.

Ellas comenzaron a trabajar en un hospital en Mataderos hasta que fueron contactadas por el Padre Silvio Braschi, párroco de Pilar de ese momento, quien solicitaba religiosas que se pusieran a cargo del Colegio Nuestra Señora del Pilar.

Las hermanas llegaron en enero de 1932 para ponerse al frente del único colegio parroquial que había en aquel momento en la zona. Un tiempo después se compró el predio actual, ya con el nombre de Instituto Madre del Divino Pastor.

Galería de fotos

1
1
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios