Contame una buena

Los periodistas Maria Ressa y Dmitri Muratov, Premio Nobel de la Paz 2021

El Comité Noruego del Nobel ha galardonado a ambos periodistas por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, una de las condiciones básicas para el funcionamiento de la democracia y la consecución de una paz duradera.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 08:09

La lucha por la libertad de expresión en Filipinas y Rusia ha conseguido numerosos hitos a lo largo de la historia en lo que ya es una carrera de fondo por salvaguardar uno de los derechos fundamentales del ser humano. Esos esfuerzos encaminados a proteger la libertad de las voces en todos los ámbitos no han pasado desapercibidos para el Comité Noruego para el Nobel de la Paz.

Ressa y Muratov no solo personifican la lucha de dos países por los que consideran que es justo, sino que también representan a todos los periodistas que trabajan a lo largo y ancho del planeta para salvaguardar este derecho, luchando por un mundo en el que los ideales de la democracia y la libertad de prensa afrontan condiciones cada vez más adversas.

Una prensa libre, independiente y basada en los hechos sirve como contrapeso a los abusos de poder, las fake news, las mentiras y la propaganda. Tal y como afirma el organismo en un comunicado, "el Comité Noruego del Nobel está convencido de que la libertad de expresión e información ayuda a fortalecer al público informado. Estos derechos son requisitos cruciales para la democracia y nos protegen ante la guerra y los conflictos. El galardón para Maria Ressa y Dmitry Muratov está destinado a subrayar la importancia de proteger y defender estos derechos fundamentales".

 

La situación filipina

MARÍA RESSA, de 58 años, experiodista de CNN y cofundadora de la página de información online Rappler (2012), ha sido objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y ha sufrido un intenso ciberacoso. La página online ha publicado artículos críticos contra el jefe de Estado, Rodrigo Duterte, incluyendo su sangrienta y polémica lucha contra el narcotráfico.

"Nada es posible sin hechos", dijo Ressa, tras recibir la noticia del Nobel, e insistió en que "es el mejor momento" para ser periodista. "Los momentos más peligrosos son también los momentos en los que es más importante" el trabajo de periodista, explicó en una entrevista online retransmitida por Rappler.

En 119 años de historia el Premio Nobel ha sido otorgado a 944 personas. De ellas, 885 son hombres y tan sólo 59 fueron mujeres. Esta periodista es a la única mujer a la que se le entregó este año.  Algo que nos invita a reflexionar.

 

Novaya Gazeta, una voz crítica en Rusia

DIMITRI MURATOV, de 59 años, es uno de los fundadores y jefe de redacción del periódico más independiente y crítico con el poder ruso Novaya Gazeta. Desde su fundación en 1993, ha publicado que han sacado a la luz “la corrupción, la violencia policial, los arrestos ilegales, el fraude electoral y las “granjas de trolls”, señaló el comité, unos temas por los que ha pagado un alto precio: seis de sus periodistas fueron asesinados, entre ellos Anna Politkovskaya, muerta hace 15 años.

Muratov les dedicó el premio: "No puedo atribuirme el mérito. Es de Novaya Gazeta. Es de los que murieron defendiendo el derecho de la gente a la libertad de expresión", dijo. "Habría votado por la persona por la que apostaban las casas de apuestas, y esa persona tiene todo el futuro por delante. Me refiero a Alexei Navalni", aseguró Muratov, sobre uno de los principales opositores rusos.

Tras el anuncio, el Kremlin felicitó al reportero elogiando su trabajo en base a sus ideales y señalando que tiene talento y valentía.

"Sin libertad de expresión ni libertad de prensa, sería difícil promover con éxito la fraternidad entre naciones, el desarme y la búsqueda de un mundo mejor. La elección del Premio Nobel de la Paz de este año se alinea completamente con la voluntad de Alfred Nobel", zanja el comunicado.

Comentarios