"Me siento perdida": la carta de una madre que pone la lupa sobre el aula virtual

La pandemia de Covid-19 obligó a reformular el ciclo lectivo casi desde su inicio. La experiencia de ocuparse de un comercio, el hogar y tres chicos con un gran volumen de tareas.

Por Redacción Pilar a Diario 9 de abril de 2020 - 11:26

La pandemia de Covid-19 obligó a reformular el ciclo lectivo casi desde su inicio: las escuelas tuvieron apenas un puñado de días de clases antes de que se decretara el aislamiento.

Ante este panorama, colegios y familias debieron encarar una situación hasta el momento inédita: las aulas virtuales. Así cada escuela (e incluso cada docente, en forma particular) estableció su propio método para asegurar la continuidad pedagógica: mail, Zoom, Whatsapp, Google Classroom, Xhendra y otras variantes.

Sin embargo, algunas familias hicieron saber su descontento ante el volumen de material enviado, al menos en estas primeras semanas.

Es el caso de María Laura Schmidt, quien a través de una extensa carta a El Diario, relató cómo es estar al frente de un comercio, ocuparse del hogar y controlar las tareas de sus tres hijos: “A esta altura ya me siento perdida”.

El texto completo:

“Queridas seños, maestras y directivos:

Desde mi lugar como mamá, les cuento un poco lo que para ustedes son clases virtuales. Yo soy una mamá muy comprometida con el estudio de mis hijos, por esta razón es que los mando a un colegio privado, yo no soy una mamá que piensa en la escuela como un depositario de chicos. Yo sé que la educación es muy importante para mejorar su futuro.

Yo tengo un negocio propio (pizzería), que por todo de esto de la cuarentena se ve afectado, ya que no hay mucha gente que circule por ella. Pero igual me levanto y me pongo a amasar mis seis kilos diarios de harina para poder atender a los clientes. Comemos y a la tarde nos ponemos con mis hijos con el aula virtual.

Tengo tres hijos: uno en 6to, la nena en 5to y el más chiquito en salita de 5 años. Y cuando me fijo tengo 6 hojas de música, una de matemáticas, dos de lengua, dos de prácticas del lenguaje, que mire un video, que mire tal película, que lea el libro de lectura, que inglés, que entre a la aplicación de la sala virtual, etc.

Tengo tres salones en uno, “mi casa”… Y saben qué… yo no estudié para maestra…. Algunos temas (matemáticas, lengua, sociales, naturales) sé explicar, pero otros por más que le ponga toda la paciencia no los sé. Tengo tarea como para llegar a mayo y recién estamos en abril.

Pero bueno, por ahora todo bien (creo) ¿Y cuando vengan los temas nuevos? ¿Y no tenga las técnicas pedagógicas como para abordar los temas nuevos? Yo como cualquier persona solo de una forma sé explicar las cosas y para mí es lógico entenderlo así.

Y cuando tenga que estar con uno en matemáticas, con otro en ciencias y con el más chiquito tratando de acercarlo a la lectura…. Díganme ¿cómo hago?

Cómo hago para entender tres materias a la vez, cómo hago para estar en tres niveles a la vez, cómo hago para que cada uno obtenga el 100% de mí, si los días tienen 24 horas. Duermo 7 horas, 5 horas amaso para mi negocio y yo necesitaría 15 horas más para poder darle 5 horas a cada uno… Las cuentas no me cierran.

En la escuela ellos tienen una seño para lengua y sociales. Otra para matemáticas y naturales. Otra para inglés, otra para música, gimnasia, computación, etc. Ya no sé cuántas más… En casa… Clase virtual como le dirán ustedes una sola: mamá.

 A veces me quedo hasta tarde, tratando de llegar a ver e imprimir todo lo que necesito para que ellos tengan sus actividades completas, pero a esta altura ya me siento perdida, creo que hay actividades que se me pasaron de largo. Y lo digo porque me interesa que mis hijos aprendan...

Por eso les pido que piensen en los padres que están del otro lado, haciendo malabares entre sus obligaciones y las clases virtuales. Pongan prioridad en las tareas, enfoquémonos en lo básico y realmente necesario… Matemática, lengua y ciencias…. Pero como algo liviano no como un bombardeo de tareas…

Ya habrá tiempo para entender inglés, para hacer gimnasia, o entender un pentagrama… Yo sé que el arte es importante, en todas sus expresiones…. Sé que el inglés le va a abrir las puertas al mundo y gimnasia los mantendrá activos… pero en tiempo s de caos en mejor enfocarnos en lo esencial.

Que mi hijo termine con un sexto grado aprendiendo los conocimientos necesarios para empezar un primer año de segundaria y que el año que viene no tenga que pagar con una repitencia por el tema de las clases virtuales.

Que mi hijo más chico pueda empezar un primer grado con los conocimientos necesarios para afrontar los nuevos retos que tiene el primario preparados para él.

Que cada chico adquiera los conocimientos básicos para afrontar, cuando pase esta pandemia, lo que sigue… sea una nuevo ciclo o un nuevo grado. Pongámonos en el lugar de los que están del otro lado, yo intento poner lo mejor de mí pero a veces siento que no estoy a la altura de esto…

Está en mi humilde experiencia con las clases virtuales que hoy esta pandemia me plantea. Sé que no soy la única que le está pasando esto, que hay muchos padres en la misma situación.

Espero que todo esto termine pronto y podamos volver cada uno a su rol de siempre… las seños de seños y los padres como padres…

Disculpen por robarles el tiempo, pero quería acercarles una mirada desde este lado.

Schmidt, María Laura

DNI 29.117.095”.

 

OPINIONES

Vivi Ponce: "Somos varias mamás en la misma situación, te mandan a marcar mapas en forma digital, en distintos colores. Matemáticas sin ningún tipo de explicación. Eso no es hacer un aula virtual, eso es tirar tarea y que se ocupen los papás, en la situación que estamos viviendo de stress y encierro. No estoy en desacuerdo del aula virtual pero sí en el modo que lo están implementando".

Lilü Bandaccari: "Hay madres que no saben ni mandar un e-mail, está bien que sigan mandando la tarea, lamentablemente hay padres que no saben cómo manejarlo, lo ven estresante, pero es mejor mantener la mente y el tiempo de los chicos ocupados".

Lisandro: "Como docente soy muy crítico con este tema y la verdad que las maestras de mis hijos del Almafuerte re bien, siempre conectadas para cualquier consulta de los alumnos y explicando las actividades. Lástima algunas madres, de terror".

Viviana: "En mi caso con el tema colegio, mi hijo no tiene problemas, ya que el colegio Almafuerte implementó una plataforma excelente, y los profesores están al pie del cañón, interactuando con los alumnos y subiendo las tareas en tiempo y forma , como así también tomando evaluaciones con su calificación".

Mónica: "Me entristece que se generalice hablando de los docentes. La mayoría también está haciendo mucho esfuerzo en estos momentos difíciles".

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar