Cómo los afecta la cuarentena

En una jornada distinta, las familias igual lograron hablar de autismo

Se conmemoró ayer el Día Mundial de Concientización. Sin el tradicional acto en la plaza, se darán charlas online. Y en las casas se lucieron distintivos y globos de color azules.
viernes, 3 de abril de 2020 · 07:28

El de ayer fue un 2 de abril distinto: los veteranos de Malvinas no pudieron hacer su homenaje a los caídos en la gesta, pero además debieron suspenderse en todo el país los actos por el Día Mundial de Concientización sobre el Autismo.
En el distrito, si bien este año no hubo evento multitudinario en la plaza 12 de Octubre, el colectivo TGD Padres TEA Pilar hizo todo lo que estuvo a su alcance para lograr su objetivo: que se hable de autismo.
“Estamos en casa para cuidarnos, pero por suerte con las redes estamos todos comunicados”, expresó a El Diario Paula Porrez, integrante del grupo, agregando que “para este año se organizaron charlas virtuales de cuatro especialistas, y durante todo abril se continuará con disertaciones gratuitas online, sobre temas como derecho, mujeres y autismo, adultos, casas tuteladas y el modelo español de intervención, y el uso de las nuevas tecnologías”.
Los especialistas en autismo que estarán brindando sus conocimientos son Víctor Ruggieri (neuropediatra), Silvia Tedesco (fonoaudióloga), Mauro D´Angelo (psicomotricista y profesor de Educación Física) y Victoria Ruggieri (psicóloga).
En este sentido, TGD Pilar organiza charlas gratuitas desde 2011, perteneciendo al mismo tiempo a la Red Federal, colectivo nacional que nuclea a familias de todas las provincias.
De la misma manera, a pesar de que no se pudo hacer la tradicional recorrida por las calles para difundir información, las familias pidieron usar remeras azules, o bien colgar de las ventanas o rejas distintivos y globos del mismo color, que es el que simboliza al autismo.

Cuarentena
Por otra parte, Porrez explicó que las medidas forzosas por la pandemia de coronavirus han afectado sobremanera a las personas incluidas en el espectro autista. “Les cuesta un montón adaptarse a una rutina nueva –aseguró-. Ya de por sí cuando terminan las clases en diciembre están una o dos semanas en crisis. Están bastante nerviosos y hay que contenerlos más”.
La mujer señaló que “recién habían arrancado las clases y surgió esto de quedarse totalmente en casa, necesitaron mucha contención, como hamacas, baños de inmersión, aromaterapia… Todo aquello que los calme. Y ahora esto se extiende nuevamente y se seguirá extendiendo, así que ya empezamos más rutinas para que pueda tener sus terapias online”.
No obstante, “no es lo mismo, porque tienen dificultades con los vínculos, para ver al otro, responderle. Ya es difícil frente a frente, imaginen frente a una pantalla, donde a veces el sonido llega después, o la imagen queda congelada”. En su caso personal, “a mi hijo lo ayudaron los memes sobre el coronavirus, con gente gritando ‘quedate en casa’, por ejemplo”. 

Comentarios