TESTIMONIO - LUISA SALVADOR

“Ver cómo me prestaron tanto cuidado, fue increíble”

Es la primera paciente con Covid-19 dada de alta en el Sanguinetti. Dijo no tener “palabras para agradecerles” al personal del Hospital y no sabe cómo se contagió.

Por Redacción Pilar a Diario 23 de abril de 2020 - 08:04

El martes, Luisa Salvador, vecina de Villa Rosa, se convirtió en la protagonista del día luego de ser dada de alta tras 17 días internada en el Hospital Sanguinetti, luchando contra el coronavirus, enfermedad que aún hoy desconoce cómo contrajo.
En una entrevista con el programa Código Plaza (FM Plaza 92.1), la mujer de 57 años de los cuales lleva 18 viviendo en el barrio El Escondrijo, contó cómo está viviendo las primeras horas en su casa después de días “interminables”.
“Gracias a Dios estoy bien, recuperándome en mi casa. Fueron 17 días interminables, los primeros los pasé muy angustiada, con una incertidumbre tremenda de no saber qué seguía y después, a medida que iban pasando los días y de estar atendida como fui atendida, volví a recuperar la esperanza”, relató la mujer.
Aunque asegura que nunca perdió la fe, reconoce que “sí tuve un momento de bajón de brazos”. Pero fue el cuidado que recibió de todo el personal del Sanguinetti que la atendió, lo que hizo que recupere energías para seguir dándole batalla al Covid-19. “Ver cómo me prestaron tanto cuidado, fue increíble”, cuenta hoy, ya más tranquila, sabiendo que lo peor ya pasó.

Cronología
En su caso, fue la fiebre que no se iba la que despertó su preocupación. Antes de ir a consultar al Hospital Sanguinetti pasó varios días con fiebre “que no paraba”, además de tener mucho dolor en el cuerpo.
Ante este panorama, decidió ir al hospital municipal en donde le realizaron unas placas, pero ante la falta de otros síntomas que pudieran dar cuenta de coronavirus, le dijeron que regrese a su casa y que si los síntomas persistían en 72 horas volviera al nosocomio.
Como continuaba con fiebre, Luisa decidió ir a un centro diagnóstico de Pilar, desde el que de inmediato la derivaron al Sanguinetti en donde la dejaron internada.
“Me hicieron todos los chequeos y a los 3 o 4 días de estar internada, me confirmaron el resultado positivo. Desde ahí, empezaron con los medicamentos, fue tremendo, pero valió la pena”, expresó la villarrosense que aún hoy no sabe cómo se contagió.
En este sentido, manifestó que “mi gran pregunta siempre fue cómo me contagié, porque trabajo desde mi casa y no salgo nunca. Mucho menos estuve en contacto con alguien que haya viajado afuera, así que por un lado estaba tranquila porque no había tenido contacto con nadie, fue algo que hasta hoy pienso en qué momento pasó”.
Por fortuna, tanto el marido como los hijos y nietas de Luisa, no fueron contagiados. Esa era su mayor preocupación porque “conviví con ellos y con ese enemigo silencioso e invisible”. Ahora, por los próximos 15 días, deberá seguir aislada pero ya en su casa, cerca de los suyos y con el apoyo de todos los que, durante los 17 días, estuvieron enviándole buenos deseos.
A ellos, y sobre todo al personal de limpieza, enfermeras y médicos que la atendieron, de los que no pudo conocer sus caras, pero cuyas voces van a quedar grabadas para siempre, va el agradecimiento de esta luchadora que ganó la batalla contra el coronavirus: “No hay palabras para agradecerles, pido cada día a Dios por la vida de ellos, que los proteja porque están en el centro del huracán. Es algo increíble lo que están haciendo”. 


“Pido cada día a Dios por la vida de ellos (personal de salud), porque están en el centro del huracán. Es algo increíble lo que están haciendo”.

“Mi gran pregunta siempre fue cómo me contagié, porque trabajo desde mi casa y no salgo nunca”.
 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar