Estaba habilitado como salón de belleza

El centro de estética tenía quirófano y se suman denuncias de otras pacientes

Todo indica que en el local donde el viernes falleció una mujer, se hacían intervenciones quirúrgicas. Al menos cuatro mujeres denunciaron casos de mala praxis. Dos terminaron internadas.

Por Redacción Pilar a Diario 9 de febrero de 2020 - 00:00

Tras el fallecimiento de una mujer de 37 años en un centro de estética del kilómetro 50 de Panamericana, varios pacientes del lugar confirmaron que allí funcionaba un quirófano y a la vez se conocieron más denuncias de supuestos casos de “mala praxis”: al menos tres mujeres debieron ser internadas por complicaciones. Una cuarta, por su parte, está hace casi un año con un edema en el rostro.
María del Carmen Rodríguez era vecina del barrio Las Lilas de Presidente Derqui y madre de cuatro hijos. Falleció el viernes, un día después de que en el local denominado Salud y Belleza Estética, frente al edificio Concord, le realizaran el jueves una intervención de lipoescultura, aumento mamario y de glúteos. De inmediato se encendió la alarma sobre las condiciones en las cuales se realizaban tratamientos estéticos, muchos de ellos invasivos, en este lugar.
El Diario pudo comunicarse con dos mujeres que fueron atendidas por la directora del lugar, la médica Georgina Vidal Bianchi, y que sufrieron complicaciones severas, que incluso llegaron a poner en riesgo sus vidas, después de someterse a diversos tratamientos en ese lugar.
En julio del 2019, K (prefirió mantener su identidad en reserva), fue a realizarse una abdominoplastia, procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción de la pared abdominal que consiste en la eliminación del exceso de piel y de grasa con el objetivo de remodelar el abdomen, la cintura y la forma del tronco del cuerpo.
Luego de tres consultas con la profesional, se sometió a la operación en el quirófano que funciona en el lugar. Tras la intervención y después de solo tres horas de reposo, le dieron el alta y volvió a su casa.
Sin embargo, al poco tiempo comenzaron las complicaciones: “me salió un forúnculo en la pierna derecha que después fue a un glúteo y terminaron saliendo cinco. Le pregunté a la médica y me dijo que podía ser por el postoperatorio. Después pasaron a ser como úlceras y drenaban, el dolor fue espantoso”, contó la mujer.
Dos meses pasaron hasta que, sin poder soportar más el dolor y viendo que Vidal Bianchi no lograba determinar qué le pasaba, decidió ir al Sanatorio de la Trinidad, donde los médicos que la atendieron decidieron internarla de inmediato.
“Estuve treinta días internada por una bacteria y tengo que tomar antibióticos durante un año. Ella nunca se hizo cargo. Los médicos que me atendieron se comunicaron y le dijeron que en el quirófano evidentemente había bacterias, que esterilice todo”, continuó K el relato. Aún hoy, siete meses después, sigue con dolores.
Tras lo que le tocó vivir, K conoció nuevos casos similares. Así se enteró que una mujer que se sometió al mismo tratamiento que ella debió ser internada en el Hospital Austral por serios problemas en la cadera.
Quien también confió en los profesionales de Salud y Belleza Estética fue M, que asistió para realizarse un tratamiento conocido como “hilos tensores”, técnica que tiene como finalidad estirar los músculos caídos del rostro.
“Me atendí en marzo del año pasado y me quedó un edema debajo del ojo, era una tortura de dolor, no puedo explicar lo que sufrí. Estuve casi seis meses reclamando y me decían que ya se me iba a pasar”, explicó en diálogo con El Diario.
“Se me produjo una infección, tengo una cicatriz y todavía sigo con el edema. Confié en ella, me dijeron que iba a estar bien y se les complicó como con esta señora que falleció”, agregó la mujer que aseguró que “tenían muchas falencias en cuanto al protocolo médico”.
“Espero que esta profesional y todo el grupo que está adentro de ese comercio, porque no es un centro de estética, paguen la culpa de lo que han hecho y de lo que me hicieron. Por supuesto el desenlace de esta pobre señora no tiene remedio. Voy a luchar también por ella”, cerró. 


Oficial
Según fuentes oficiales, el centro de estética permanece cerrado aunque todavía no fue clausurado. Asimismo, aseguraron que dentro del local incautaron “varios elementos que dan indicios de que allí se realizaban tratamientos quirúrgicos”. La directora del centro, Georgina Vidal Bianchi, quedó imputada en una causa caratulada como “Homicidio culposo” aunque no está detenida. El lugar estaba habilitado como centro de estética.

 

En primera persona
En noviembre pasado, la paciente E., de 56 años, se sometió a una liposucción y dermolipectomia. Fue atendida por la doctora Georgina Vidal Bianchi, directora de Salud y Belleza Estética.
Después de la operación, debió permanecer internada en el Hospital Austral. Según esta paciente, a raíz de una “infección causada por una bacteria que adquirió en el quirófano de ese centro de estética”. En su relato destaca que “la doctora Bianchi le practicó una cirugía de 8 horas ella sola. Sin ninguna instrumentadora, enfermera e incluso sin anestesiólogo. Todo esto fue informado a la doctora y nunca apareció, ni siquiera para ver cómo estaba la paciente”.


TESTIMONIOS

Las mujeres opinan

• Toti Schaab. Suena a muchas intervenciones al mismo tiempo. El centro de estética no debería haberlas realizado todas juntas. Pero cuando de ambición se trata... Lamentable.
• Andrea Guillot. Se meten en cualquier lugar, son cosas delicadas, más allá de que sea estética, es un tema de salud. Jamás había escuchado que una lipo se haga de forma ambulatoria, no puedo creer que ese lugar esté habilitado como clínica.
• Eugenia Fuente Derma Mujeres. Las cirugías se realizan en clínicas/ hospitales no centros de estéticas o consultorios! Hay que concientizar sobre ese tema tan delicado. No la conocía, pero mucha fuerza a la familia en especial a los pequeños!
• Beatriz Rodriguez de Pucheta. Pero las que fueron y les fue mal ¿por qué no escracharon? Esperaron a que muera alguien para hablar. Eso se hace público sea lo que sea y donde sea. Te fuiste hacer algo o curar y te fue mal, cuenten háganle saber a la gente para que no haya más. 
• Stella Nti. ¿Por qué toda la gente opina sino se atendió nunca ahí? ¿Por qué no dejan que la justicia sea quien diga si son culpables o no? Qué ganas de opinar sin tener conocimiento de causa.
• Mercedes Fatiga. ¿Vale la pena perder la vida por ver que el espejo te devuelva momentáneamente una silueta, bancarse el dolor? Si todo pasa. No es eterno. Eso no es salud. Una barbaridad, señora joven...
• Monica Plys. Yo les avisé. Publiqué cientos de veces
y cuando fui a hacerme las prácticas, nunca me solucionaron mi problema.
• Delia Báez. También, tantas cirugías de golpe. Aparte, hay que ir a clínicas que estén habilitadas para eso.
• Mariana Derkacz. Como siempre, tiene que pasar una desgracia para que se empiece a investigar si el lugar estaba habilitado.
• Silvia Hildebrandt. Hoy en día te hacen un combo y acceden y no saben que juegan con su salud. Triste, muy triste.
• Natalia Elizabeth López. Qué horror, por eso nunca me hago nada, ni por barato ni caro. Lo mejor es estar como Dios nos manda. 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar