Fin de un mito

En la ciudad del verde, falta verde (público)

Pilar registra apenas 0,5 m2 por habitante. La OMS recomienda entre 10 y 15. Urbanización y escasa planificación fueron eliminando los sitios de esparcimiento.
jueves, 24 de diciembre de 2020 · 10:43

Exacerbado por los suplementos countries de los grandes diarios, así como por el mundo inmobiliario, Pilar se ha convertido en sinónimo de verde, ese color que encierra en cinco letras todo un concepto: vida sana, al aire libre, alejada de las grandes urbes.
Sin embargo, ese paradigma no parece ser más que un mito: Pilar cuenta con apenas medio metro de espacio verde público por habitante, marca que está muy lejos de la considerada óptima. La creación de la Reserva Natural de Pilar, en el año 2003, mejoró un poco ese índice.

La Organización Mundial de la Salud marca que, para ser considerada saludable, una ciudad debe tener entre 10 y 15 m2 verdes públicos por habitante. Lejos, muy lejos. Se puede comprobar pasando cualquier día por la plaza de Villa Morra con gente apretujada corriendo, haciendo ejercicios o tomando mates. Ni hablar de las colectoras de Panamericana, revalorizadas en tiempos de pandemia, que hoy parecen ser la columna vertebral del tiempo de esparcimiento de miles de pilarenses.

Terrenos, campitos, baldíos, les fueron dando paso a la urbanización indiscriminada y sin un plan que contemplara el mantenimiento del espacio verde de uso abierto y gratuito.
Sin embargo, han existido proyectos a lo largo de los años que intentaron subsanar este problema, con un denominador común: la inacción.
Una idea da vueltas desde nada menos que 1980: la creación del “Recreo y parque Río Luján”, en un predio del barrio Río Luján, en la entrada a Manzanares. A pocos metros de la Panamericana, sobre unas 10 hectáreas de superficie, la idea incluyó la construcción de un lago artificial y todas las características de los campings de este tipo.
La aparición de los corredores aeróbicos trajeron un poco de oxígeno a algunas zonas. Pero sigue siendo poco. Una vez más faltó planificación. Se construyó según la demanda de emprendimientos y no se pensó en los 10 m2 por habitantes necesarios.

La discusión no está puesta en si Pilar tiene verde. Tener, tiene, pero el problema está en que cada vez menos de ese verde es de uso público. “Pilar tiene verde, pero va en camino de perderlo”, decía hace unos años a El Diario el arquitecto Pablo Beitía. El futuro llegó hace rato: al que quiera verde, que le cueste.
 

Espacio verde en Sudamérica y el mundo 


El medio metro cuadrado del que dispone cada habitante de Pilar está lejos de los 2,6 que existen en la Ciudad de Buenos Aires. Eso sí, tampoco es para que los porteños celebren: la Capital del país no puede competir con ciudades, incluso argentinas, como Rosario (10,4).
En comparación con el resto de Sudamérica, el líder indiscutido en este rubro es Brasil, con Curitiba y sus 51,5 m2 verdes a la cabeza, seguida por Porto Alegre (13,6) y San Pablo (11,5). Montevideo también goza de buenos parámetros (12,6); mientras que Lima (2) y Barranquilla (1) figuran por debajo en el ranking.
No obstante, ciertas ciudades europeas están a un campo –vaya paradoja- de distancia: los 300m2 de espacio verde público por habitante en Liega (Bélgica), o bien los 144 de Edimburgo (Escocia) suenan a utopía.

Comentarios

25/12/2020 | 13:22
#1
Y el paseo Ribereño cuando lo abren???
24/12/2020 | 16:25
#0
El problema es que ningun gobierno municipal defendio los intereses de la sociedad cuando se realizaron la cesiones de tierra de acuerdo al articulo 56 de la ley 8912. Se recibe tierra de los emprendimientos urbanisticos (cuando se recibe) en lugares inaccesibles o inundables. Una verguenza