La demanda creció hasta un 70%

Vacaciones en casa: se disparó la construcción de piletas en Pilar

La pandemia de Covid-19 no parece tener solución en el corto o mediano plazo. Es por eso que, con miras a la próxima temporada de verano, muchas personas ya piensan en no dejar de disfrutar del calor aunque sea desde su jardín.
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 10:27

Por Ayelén Segovia

La pandemia de Covid-19, con su correspondiente cuarentena y aislamiento preventivo, ha traído aparejada una crisis económica y ha golpeado gravemente a una larga serie de rubros comerciales. A contracorriente, la situación actual está beneficiando las ventas y aumentando las demandas de un rubro en particular: piletas y piscinas.

Diferentes comerciantes del rubro señalaron en diálogo con El Diario cómo está su negocio en esta difícil situación, qué cambios notaron en cuanto al movimiento de oferta y demanda, más aquellos inconvenientes con los que se están encontrando.

Testimonios
“Este año estamos con mucha demanda, con mucho trabajo”, declara Sebastián Campos, comerciante de Pilar Piletas de Fibra en Villa Rosa. Explica que “la gente quiere poner piletas en las casas porque no va a haber vacaciones. Nosotros ya tenemos todos cubiertos y completos con instalaciones los meses de octubre, noviembre y diciembre, de hecho ya estamos tomando reservas para enero”.

Por su parte Carlos, de Piscinas Caser, dice: “La realidad es que la temporada viene muy buena para la gente que hace construcciones de piscinas. Hoy estamos hablando de que un 70% más de gente está haciendo construcciones, porque no se van a ir de vacaciones o bien están en la incertidumbre de no saber lo que va a pasar de diciembre a marzo”.

A esta línea también se suma Lucas, de Piscinas PIER, explicando que “hay mucha demanda tanto en piscinas de fibra como de hormigón, la gente invierte el dinero de las vacaciones en piscinas”.

En contraposición a esta buena racha en la demanda se encuentra el que todos consideran su principal inconveniente junto a su consecuencia: la escasez de insumos y la suba de precios. “Estamos teniendo problemas con lo que es insumos, no sé si hay una gran demanda o tal vez estén especulando con la entrega de los materiales”, explica Carlos, y agrega: “Los insumos que hay están carísimos, tuvieron un incremento del 40% en el valor de hace dos meses atrás, y con eso se incrementó todo. Actualizamos los valores en octubre y se incrementó bastante el valor del metro cuadrado”.

Lo mismo explica Lucas desde su lugar: “Hay escasez de algunos insumos debido a la alta demanda y demora en la entrega de las piscinas de fibra”.

“Hay muchos aumentos porque el dólar sube todo todos los días, se suman muchas cosas, pero al menos la demanda hoy en día es muy importante y da mucho trabajo”, cierra Sebastián.

Precios y opciones
En cuanto a las piscinas, en caso de optar por una de fibra, se puede elegir entre los siguientes modelos: romana, minimalista o rectangular. Sus valores oscilan entre los $250 mil y $380 mil, sin contar gastos extras que pueden estar incluidos o no. Mientras que la construcción de una piscina de hormigón estándar puede acercarse a los USD$10.000, al valor oficial.

No obstante, en este rubro las opciones también se acomodan a los bolsillos. Desde Piletas Gallegos, su propietario, Hugo Gallegos, con 20 años de experiencia en el mercado, asegura que una piscina de material –cuya construcción demanda unos 20 días hábiles- arranca en los 300.000 pesos.

En tanto que una de alta gama, olímpica de 10x8 metros, con piedras, solárium y paisajismo, puede superar el millón de pesos. Dada la incertidumbre en torno a lo que sucederá con la Costa Atlántica, el empresario asegura que esto se traduce en una mayor inversión por parte de las familias en el acondicionamiento de viviendas particulares, situación que se refleja en el aumento de demandas y consultas.

Otra opción elegida por muchos, casi siempre por ser mucho más económica, es la clásica pileta de lona (la vieja y querida “Pelopincho”): en este caso los precios de modelos estándar oscilan entre $10 mil y $20 mil, teniendo opciones más pequeñas que rondan los $5 mil y otras mucho más grandes que superan el monto de $30 mil.

16%
Satisfacción
33%
Esperanza
16%
Bronca
0%
Tristeza
33%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios