XIV Jornadas de Historia

Misterio develado: determinan dónde se firmó el Tratado del Pilar

Es una investigación de Alberto Allindo. Hasta el momento se desconocía la ubicación exacta. Fue en un terreno que hoy es una casaquinta.
domingo, 15 de septiembre de 2019 · 00:00

En lo que fue un nuevo encuentro para saber más sobre nuestro pasado, ayer se realizó la XIV edición de las Jornadas de Historia del Partido de Pilar.
Este año, el tema central fue el bicentenario del Tratado del Pilar, aniversario que se cumplirá el año próximo. En este sentido, durante el evento se reveló un misterio que desvelaba a los historiadores locales: el lugar exacto en el que se llevó a cabo la firma, aquel 20 de febrero de 1820.
En aquellas épocas, los vecinos se encontraban en plena transición entre el Pilar Viejo y la nueva –y actual- locación. Francisco Ramírez y Estanislao López se reunieron con Manuel de Sarratea en la antigua capilla de la Virgen del Pilar: hoy, ese lugar se encuentra en una casaquinta, entre el barrio El Panchito y la urbanización cerrada La Cañada de Pilar.

Investigador
Fue el historiador local Alberto Allindo el encargado de llevar adelante la investigación, para la cual recurrió a documentos de diversas épocas. 
A principios del siglo XVIII, María Cabezas trajo al pequeño pueblo la imagen de la Virgen, que se instaló en lo que primero fue un oratorio y luego una capilla. Allindo tuvo acceso a un documento de 1799, ya posterior a la muerte de Cabezas: “Es un juicio de Luis Antonio de Tagle, cura vicario, contra los herederos de Gerardo Pérez de la Rosa, por unos terrenos contiguos al templo”.
Los mapas demuestran que, en ese entonces, Pilar no tenía más de 30 ranchos, agrupados a la vera de un arroyo cercano al río Luján. Ya en 1865, “Francisca Navarro compró la quinta ‘La Virgen’ o ‘Pilar Viejo’ –prosiguió Allindo-, que es el terreno en el que había estado la antigua capilla. Para ese entonces, Pilar ya se había mudado”.
De la misma manera, el historiador logró determinar que, junto al templo, se encontraba el primer cementerio pilarense.
Por otra parte, al comparar los planos y agrimensura de la época con los mapas actuales, es sorprendente cómo la traza permanece prácticamente intacta. “Hasta las calles coinciden con la demarcación de 1799 –expresó Allindo-, de lo que hoy es El Panchito. Todo sigue estando de tal manera que nos permite ubicar a la capilla y el cementerio”.

Variedad
Los encargados de guiar el evento fueron Silvia Villamagna (presidenta de la Junta de Estudios Históricos de Pilar) y el propio Allindo. También presentaron trabajos Alejandro Rebagliatti, Mónica Otolenghi, Fernando D’Auría y Alberto Fernández Bodue, más el cierre a cargo del profesor Arnaldo Miranda.
A lo largo de la mañana, los presentes pudieron conocer sobre los alcances del Tratado, aspectos sobre la zona de La Montonera y hasta la moda en aquel 1820.
Villamagna recordó que en esos tiempos “no había una grieta ideológica, sino una guerra civil, con armas. Se estaba definiendo un modelo de país”. A su vez, indicó que un sector de la historiografía “desmerece al Tratado por no incluir a la Banda Oriental, pero en un momento Ramírez afirmó que tenía la representación de los orientales, por pedido de Artigas”.
Y, con miras al bicentenario, destacó: “Por sobre todas las cosas, el Tratado del Pilar fue un acuerdo de paz”. 


El dato

En la previa, se premió a Fernando D’Auría como autor del mejor trabajo del encuentro de 2016, por “Los árboles de mi Pilar”.


“Hasta las calles coinciden con la demarcación de 1799. Todo sigue estando de tal manera que nos permite ubicar a la capilla”.

ALBERTO ALLINDO.

Comentarios

17/9/2019 | 11:34
#1
EXCELENTE NOTA ASI VALE LA PENA LEER ESTO QUE ES PARTE DE NUESTRO QUERIDO PILAR Y DE LA HISTORIA,ESTO NO SE OLVIDA FACILMENTE YO LO DESCONOCIA AHORA VEO MARAVILLADA,LO QUE PUDIERON CONSERVAR A TRAVES DEL TIEMPO Y LA CONSTANCIA,FELICITACIONES