PILAR JOVEN

La travesía de un pilarense que recorrió Bolivia en moto

Emiliano Toledo tiene 33 años y es de Villa Morra. Junto a un amigo emprendió un viaje que le cambió la vida. “Hay un mundo por explorar para sentirse vivos”, contó.

La travesía de un pilarense que recorrió Bolivia en moto

AVENTUREROS. Emiliano Toledo (izquierda) y su compañero Martín (derecha).

“Año nuevo, vida nueva”, dice la frase que invita a, con el comienzo de una nueva etapa, cambiar nuestra realidad para motivarnos a concretar nuestros sueños. Y fue esta idea la que llevó a Emiliano Toledo, pilarense de 33 años, a dejar de lado los miedos y subirse a su moto para hacer un viaje que soñó durante mucho tiempo.

Así, con el paso del 2018 al 2019, puso en óptimas condiciones al rodado y, junto a un amigo, emprendió la ruta que lo llevó, finalmente, hasta Bolivia, un país que no conocía pero que sin lugar a dudas lo enamoró por su cultura y paisajes.

Con el objetivo de “viajar de una manera en la que no lo habíamos hecho nunca”, armaron su hoja de ruta. La primera parada fue en Rosario y desde allí comenzaron a subir: Santiago del Estero, Tafí del Valle y Purmamarca fueron sus destinos nacionales hasta cruzar a Tupiza, en Bolivia para seguir a Uyuni y llegar hasta Potosí.

“La verdad traté de no hacerme expectativas del viaje y el lugar, pero me di cuenta que lo había hecho y Bolivia superó claramente mis expectativas. Rutas increíbles, paisajes imponentes y costumbres distintas, siempre sumado al placer de manejar mi moto por esos lugares que no conocía”, relató Emiliano que a pesar de las dudas que tenían sus seres queridos, decidió darle para adelante y cumplir un sueño.

“Al principio a ellos no les gustó mucho la idea porque manejar una moto ya de por sí es más peligroso y más haciendo tantos kilómetros, yendo a un país desconocido. Pero, aun preocupados, me alentaron a armar el viaje en todo momento”, detalló el joven de Villa Morra que sabe que este es el primero de muchos viajes que hará en moto.

En este sentido, explicó: “Viajar en moto a Bolivia se lo recomiendo a todo aquel que quiera sentir la libertad que solo te da viajar en moto. Al que quiera ver otra cultura, otro modo de ver la vida y otras necesidades. Siempre digo que la persona que viaja no vuelve siendo la misma y es que ver otras realidad te hace pensar en la vida que estás llevando y te ayuda a tener otra perspectiva”.

Y, como en todo viaje, quedaron anécdotas; algunas buenas y otras no tanto, pero a todas ellas tanto Emiliano como su compañero de ruta, las recuerdan con emoción, sobre todo entendiendo que fue una experiencia que les sirvió para crecer.

Ahora si hay algo que tiene en claro es que no tiene sentido posponer los sueños por miedo o por distintos factores. “Siempre encontraba alguna excusa para no hacerlo, hasta que una persona me motivó a pleno para hacerlo y no me arrepiento de nada. Lo recomiendo totalmente”.

 

Comentarios Libres