HISTORIA

Un símbolo de Pilar que fue orgullo nacional

El Instituto Carlos Pellegrini fue construido a principios del siglo pasado para homenajear al ex presidente. Su fama recorrió el país y no estuvo ajeno a los avatares políticos.

Un símbolo de Pilar que fue orgullo nacional

Las amplias aulas del instituto y la impecable vestimenta de los alumnos.

El edificio todavía conserva la imponencia de antaño, su figura soberbia que recorta el cielo. Hace casi 110 años surgió con la intención de convertirse en un colegio modelo, similar a los que en aquella época existían por ejemplo en Inglaterra. Se transformó en un instituto de menores y pasó por manos privadas y estatales. 
Atravesó etapas de plenitud y fue considerado uno de los mejores colegios del país, motivo de orgullo para los pilarenses. Pero también, durante todo un año, sus pesadas puertas permanecieron cerradas y en su abandono, fue saqueado. A principios de este siglo, sufrió un incendio del que aún hoy no se repone. Considerado un símbolo de la ciudad, su nombre siempre es utilizado, una y otra vez, para promesas que se esfuman después de cada campaña. Gobierne quien gobierne, aquí y allá.
Según relata la historia, en el año 1906, durante una asamblea realizada en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, queda constituida una comisión que tenía a su cargo realizar un monumento nacional en honor a Carlos Pellegrini, fallecido el 17 de agosto de ese año. Como la colecta superó con creces el costo del monumento, la comisión encabezada por Ernesto Tornquist, resolvió cumplir lo que era uno de los sueños del homenajeado: crear un colegio “al estilo inglés”.
Pellegrini soñaba construir una institución en la que se forme “el carácter enérgico y espontáneo del joven y luego se imparta una enseñanza teórica y práctica de conocimientos útiles, pero no preparatorio, de estudios secundarios”.
El 30 de septiembre de 1910, la Sociedad Anónima Carlos Pellegrini ofrece en donación el Poder Ejecutivo, el colegio que lleva el nombre del ex presidente, que se había construido sobre la ruta 25 en un predio de 78 hectáreas, en Pilar.
La cesión se lleva a cabo con el requisito de que el Gobierno conserve siempre el nombre del establecimiento y, “en cuanto sea posible, el plan de estudios” aprobado por el Consejo de Administración de la comisión.
Además se acordó que la sociedad anónima reciba un monto de dinero a fin de completar los edificios, finalizar la instalación del colegio y contribuir a su sostenimiento.
Destacando la intención de instituir una escuela similar al régimen inglés, con vida en común de alumnos y maestros, el instituto comienza a funcionar en abril de 1911. Con 72 alumnos y bajo la orden del director Cecilio Newton, quien propuso los planes de estudio y a los profesores, empezó a forjarse su historia educativa. 
El mobiliario llegó a Buenos Aires el 1º de enero de 1911 a bordo del vapor Highland Watch procedente de Liverpool, Inglaterra.

Cambios
Durante su primer año de vida el instituto funcionó como un colegio privado, hasta que el 29 de agosto de 1912 se nacionalizó por un decreto presidencial. En 1916 fue intervenido y sometido a una dirección interina. El 10 de junio del mismo año el Ministerio de Instrucción Pública lo reorganizó, confiando su dirección a Manuel Antequeda. En 1930 fue clausurado por el gobierno militar y reabierto al año próximo.
Bajo esas circunstancias se entregó la posesión al Patronato Nacional de Menores (luego Consejo del Menor y la Familia). Allí se convirtió en un internado de enseñanza secundaria especializada para menores tutelados por el Estado y para aquellos que carecieran de recursos económicos para costearse los estudios.
En el establecimiento fueron dictándose carreras de bachiller, comercial, técnico agropecuario y luego fue incorporado el industrial, cerca de los años 50. En 1962 el Pellegrini contaba con más de 200 internos que egresaban como peritos mercantiles. Tenía un plantel de recursos humanos de 110 personas y se desarrollaban varias carreras.
Había actividades de recreación, grupos de teatro, torneos de atletismo, que todavía son recordados por sus ex alumnos. Entre los años 70 y 80 se incorporaron al establecimiento, adolescentes derivados de otros institutos, residentes en el interior del país y alumnos externos. 
Finalmente en el año 1982, el área de internación fue cerrada y reabierta al año siguiente. Sin embargo la población se redujo a 60 estudiantes. Continuó disminuyendo para, cuatro años más tarde, contar con apenas 20 residentes, lo que motivó, en el año 1993, el fin del sistema de internación y la puesta en funcionamiento del programa “pequeños hogares”. El colegio secundario con especialidad industrial, dejó de funcionar en 1995.
La Asociación Amigos del Pilar redescubre el establecimiento prácticamente abandonado y tras un convenio con el Consejo del Menor y la Familia, decide refaccionarlo para la muestra Estilo Pilar del año 2000.
Otra vez los pilarenses soñaron con ver renacer el querido colegio. En el año 2002, un incendio en circunstancias nunca aclaradas arrasó con parte de la construcción.
En 2007, comenzó a ser utilizado como sede del CBC y algunas carreras de la UBA, situación que perdura hasta el día de hoy. En el medio, el actual gobierno destinó una mínima parte a un paseo llamado Parque Central y promete convertirlo en un polo educativo regional con mayor oferta académica. 

 

La construcción
Una réplica inglesa
El edificio del Instituto Carlos Pellegrini comenzó a construirse en el año 1907. Es una réplica de un colegio de Inglaterra. Sus 3.000 metros cubiertos comenzaron a levantarse con el pabellón central, utilizado para las aulas. Se lo denominó General San Martín.
Hacia los costados se levantaron dos edificios auxiliares, para la residencia de los alumnos y para la usina y los bomberos.
Materiales de construcción, mobiliario, vajilla y cubiertos, llegaron desde Europa en el año 1910 a bordo del vapor Highland Wacht, proveniente de Liverpool. También se trajo del Viejo Mundo el gabinete de química, física y la biblioteca. El reloj de la regencia fue reparado en 1932 por Adonis Cormery, para anunciar automáticamente los recreos. La arboleda se plantó en el año 1918 con especies provenientes del Jardín Botánico de Buenos Aires.  
 

Galería de fotos
61
4
Comentarios Libres
  1. grafico
    julio andia | 13/02/2019 | 08:13
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #6
    grafico
  2. No puedo entender cómo este gobierno quiere vender el patrimonio de donde salieron los mejores estudiantes y deportistas del país, no lo vamos a permitir el I.C.P. fue destinado para esos chicos sin recursos o esos chicos abandonados por la vida averiguen bien primero todos los ex-alumnos estamos dispuestos a dialogar con cualquiera,sean coherentes y denle la vida que siempre tuvo.
  3. grafico
    anamariacardelino@gmail.com | 12/02/2019 | 09:32
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #5
    grafico
  4. UN ERROR EL MIO EN ESE ENTONCES AUN NO ERA PRESIDENTE NESTOR K,CREO Q LA Q VINO A VER EL CARLOS PELLEGRINI FUE LA Sra DEL Dr DE LA RUA,POR MAS Q HAYA PROMETIDO LA SITUACION ECONOMICA EN ESOS MOMENTOS,MEJOR OLVIDARLA,SE TENDRIA Q AVER OCUPADO EL GOBIERNO Q ASUMIO DESPUES TUBIERON 12 AÑOS Y NI SIQUIERA CORTARON EL PASTO.UN FORMADOR DE HOMBRES INTELIGENTES ESA INSTITUCION,
  5. grafico
    ENRIQUE HERRERA | 11/02/2019 | 22:37
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #4
    grafico
  6. Informacion para ser reenviada a los ex alumnos
  7. grafico
    anamariacardelino | 11/02/2019 | 17:00
    Responder (1)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  8. EN EL 2002 SI MAL NO RECUERDO EL PRESIDENTE ERA NESTOR K Y LA Sra (( COMO SE LLAMABA ??? ))) Y LA PLATA BIEN GRACIAS.
  9. grafico
    Jose Maria | 10/02/2019 | 14:56
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  10. Cuando se incendio si mal no recuerdo se hizo presente la mujer de el Padrino, por entonces Presidente y prometio soluciones, calculo que la plata destinada al colegio la utilizo para estirarse la jeta