LAS VÍCTIMAS FUERON A LA FISCALÍA

Denuncian agresiones de policía y seguridad en Las Palmas

Ocurrió en el shopping del K50. Tres mujeres y un chico fueron maltratados cuando estaban en un local de ropa. Después, en un cuarto, los amedrentaron para que no denunciaran.
martes, 23 de octubre de 2018 · 00:00

Un grupo de clientas del shopping Las Palmas del Pilar vivieron una mañana de terror, cuando policías y personal de seguridad las amedrentaron ejerciendo violencia verbal y física. El hecho ocurrió en la mañana del sábado (víspera del Día de la Madre, un momento de buena afluencia de público en el lugar), cuando Dalma Catalán fue acompañada por su madre, su hermana y su sobrino de 8 años al paseo de compras del kilómetro 50.
En una entrevista con el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1), la joven indicó que “íbamos a cambiar unos regalos por unas compras que hicimos el fin de semana anterior”, pero todo terminó de la peor manera.
Según su relato, apenas ingresaron al local de ropa deportiva Sportline, “la policía (un hombre y una mujer) llegó a los gritos, de hecho pensamos que estaban robando. Pero el policía le empezó a gritar a mi mamá para que se identificara. Al resto nos decía que nos calláramos la boca, yo le preguntaba qué pasaba y me decía ‘vos te callás’. Cuando saqué el documento, la mujer policía se lo llevó para afuera del local”.
En ese momento, a negocio de deportes ingresó el personal de seguridad del shopping “y nos dijo que nos quedáramos tranquilas. Pensé que nos iba a decir qué había pasado, fuimos afuera a exigir respuestas y para que nos devolvieran el DNI. Saqué el celular y le dije que estaba actuando en forma violenta, que quería saber qué había pasado”. En este sentido, los efectivos “nos decían que ya habíamos tenido problemas en otro local, al que en realidad no habíamos entrado”.
Dalma agregó que en todo momento el oficial “nos decía ‘yo con ustedes hago lo que quiero porque soy policía’, en forma muy violenta y señalándose el uniforme. Nosotras les mostramos el bolso sorprendidas, porque no habíamos hecho nada”.

Intimidadas
Cuando creyeron que el mal momento había pasado, las mujeres y el menor (que a esa altura ya estaba llorando, asustado) fueron a las oficinas de administración para dejar asentada una queja. “El hombre de administración –comentó Dalma- nos dio una planilla para hacer el descargo, pero en ese momento entraron los policías y el de seguridad. El policía golpeaba la pared, no salíamos del miedo y el asombro por cómo se manejaron, aun cuando ellos vieron que era un error”. Y agregó: “El de administración nos pidió disculpas, pero cuando llegaron seguridad y policías, se fue, nos dejó solas con ellos”.
La mujer continuó denunciando que “se pusieron detrás nuestro para meternos miedo y no hagamos el descargo, el policía le empezó a golpear las manos al nene y la quería levantar a la fuerza a mi mamá, que está operada de la cadera. ‘Ustedes se van de acá y se dejan de joder’, nos decían”.
Cuando finalmente las dejaron ir, se dirigieron a la Comisaría 5º (es la que tiene jurisdicción en la zona del shopping), “porque el policía además nos sacó fotos, incluso a mi sobrino”.
Asimismo, ayer a la mañana Dalma se dirigió a la Fiscalía para realizar la denuncia por lo ocurrido, señalando no sólo a los efectivos sino además al personal del paseo de compras: “Esperábamos una solución de la administración pero nada, siguió la violencia, nos encerraron ahí, golpeaban la pared… En todo momento nos amedrentaron”. 


“Esperábamos una solución de la administración pero nada, siguió la violencia, nos encerraron ahí, golpeaban la pared… En todo momento nos amedrentaron”. DALMA CATALÁN. 
 

Noticias Relacionadas

4
61

Comentarios

24/10/2018 | 00:07
#2
Aca cuentan la historia de uno solo, yo quiero saber por que fue el policia y de seguridad, por algo fueron, andarias mecheando seguro y ahora se hacen las inocentes, pasa siempre eso ahi y muchas veces utilizan a los chicos para disimular y despues hacerse las víctimas cuando las agarran.
23/10/2018 | 10:23
#1
Espero que se identifique a este personal y sea retirado de la fuerza, lo cual no es muy difícil, en cuanto al retiro del documento se esta volviendo una práctica habitual , algo expresamente prohibido por la ley.