SOLIDARIDAD

La satisfacción del deber cumplido

Chicos de Antofalla y Ciénaga Redonda, en Catamarca, ya tienen las bufandas tejidas en el asilo de ancianos Silvio Braschi, de Pilar. Fueron hechas por Katy, Mildred e Hilda.

Por Redacción Pilar a Diario 29 de abril de 2017 - 00:00
Después de un par de meses ovillando y desovillando lana y de pasar horas tejiendo, finalmente Katy, Mildred e Hilda tuvieron la satisfacción de saber que sus bufandas llegaron a destino. Desde un principio el lugar elegido para la entrega fueron dos escuelas catamarqueñas: la Nº 116 Nicolás Ramos, en Antofalla, y la escuela Nº 167 Santo Blas Casimiro, de Ciénaga Redonda; ambas pertenecientes al departamento de Antofagasta de la Sierra, al Noroeste de la provincia.
El clima en esta zona es muy frío porque está en plena cordillera de los Andes, y, además, las escuelas elegidas para destinar las bufandas se encuentran a 4.300 metros sobre el nivel del mar, por lo que en el invierno el termómetro suele marcar temperaturas bajo cero, que pueden llegar hasta los -20º. Es por esta razón que los nenes concurren a la escuela de septiembre a mayo, porque fuera de esos meses padecen mucho el clima.
Así fue que, a través de una iniciativa de la fundación SIPAS, que fue la que llevó las bufandas, las ancianas del Silvio Braschi, decidieron dar una mano y dedicar su tiempo libre al tejido, que no sólo es una forma de recreación para ellas sino, sobre todo, la posibilidad de aportar un granito de arena para que al menos veinte niños, puedan paliar las crudas temperaturas invernales.
Además, la fundación hizo entrega de 80 cajas con útiles escolares, alimentos, ropa de abrigo, medicamentos y calzado, para demostrar, una vez más, que la solidaridad es parte del gen argentino. 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Las Más Leídas

Rojas y Galeano se disparan mutuamente. Ninguno dio en el blanco. video
Emiliano Grillo quedará entre los 60 mejores del ranking internacional para llegar a París 2024.
Melodía de arrabal: La changa

Te Puede Interesar