Monos Carayá, nuevos habitantes de Temaikèn

Fueron rescatados del tráfico ilegal. Se busca educar sobre la problemática del mascotismo.
sábado, 26 de julio de 2014 · 00:00

Durante este invierno Temaikèn presenta a seis nuevos integrantes de la familia de los monos Carayá, que llegan al Bioparque de Escobar para concientizar sobre mascotismo y el tráfico de fauna en la Argentina.

Provenientes de la decomisación de fauna, dos machos y cuatro hembras de Carayá, más conocidos como “monos aulladores”, se convertirán en la nueva atracción del parque para educar a los visitantes, remarcando que la eliminación de la compra de animales silvestres como mascotas es el primer gran paso para erradicar el tráfico ilegal.

Los monos Carayá habitan en gran parte de Sudamérica, en países como Paraguay, el sur de Brasil, el noreste de Bolivia y en las provincias argentinas de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santa Fe.

Cabe destacar que los machos de la especie se caracterizan por su pelaje negro mientras que las hembras lo tienen de color amarillento con mechones negros en la frente.

Esta especie se encuentra clasificada como “vulnerable” en nuestro país ya que su supervivencia se ve afectada por la caza, el tráfico ilegal y la continua reducción de su hábitat natural debido a la deforestación y el avance de la urbanización.

Por tanto, estos nuevos embajadores del Bioparque se presentan como una oportunidad única para que todas las familias puedan aprender de manera entretenida y dinámica, diversas temáticas sobre la conservación de la naturaleza, la protección de las especies en peligro de extinción y también conocer los proyectos en los que trabaja Fundación Temaikèn.

Durante todo el invierno de martes a domingos, Temaikèn abre de 10 a 18. Los mayores abonan una entrada de $164 y los menores de $134.  

La locutora Julieta Pink es la nueva embajadora de la campaña de concientización sobre la problemática del mascotismo y el tráfico ilegal de especies.

 

Comentarios