Detectan graves irregularidades en el hipermercado Walmart

Inauguró hace un año pero no cuenta con agua corriente ni cloacas. Es condición fundamental para que esté habilitado. No se sabe dónde arroja los desperdicios.
sábado, 17 de mayo de 2014 · 00:00

El hipermercado Walmart, que desde hace un año funciona en Pilar, no cuenta con agua corriente ni cloacas, condición fundamental para poder tener la habilitación municipal que permita su funcionamiento. Ante esta situación, se desconoce de dónde extrae el agua para su funcionamiento (y la calidad de la misma) y de qué manera realiza la recolección de excretas en su local del kilómetro 52 de la Panamericana.

Todo emprendimiento que llega al distrito, debe contar con un certificado de “prefactibilidad” para los servicios públicos de agua corriente y desagüe cloacal. Es una condición ineludible para avanzar con los trámites de radicación y la obtención de la habilitación que le permita desarrollar su actividad, en este caso, comercial.

En mayo de 2012, la concesionaria del servicio de agua corriente y cloacas, Sudamericana de Aguas, emitió dicho certificado en el cual Walmart se comprometía, además, a ejecutar un pozo de agua profundo para su vinculación a la red pública de servicio, con el fin de asegurar el abastecimiento al nuevo hospital municipal que se proyecta en la zona.

El proyecto avanzó y el Municipio aprobó la radicación de la cadena de capitales estadounidenses, siempre especificando que debe contar con los servicios de agua y cloacas.

En abril del año pasado Walmart abrió sus puertas al público sin haber avanzado con su compromiso. Ante esta situación, días después de su apertura, Sudamericana le solicitó que ejecute las obras. Sin embargo, la empresa respondió con una nota dirigida a la secretaría de Obras Públicas solicitando una prórroga “de 180 días” para la concreción de esos trabajos esenciales.

La empresa siguió trabajando sin estar conectada a la red pública de agua y cloacas, en una abierta contravención a la legislación vigente, no solo municipal sino también provincial.

Con esta irregularidad trabajó todo el año pasado. Hasta que en enero de este año, largamente vencidos los plazos establecidos, Sudamericana informó a Obras Públicas que el hipermercado continuaba incumpliendo las normativas vigentes.

Recién en marzo de este año la empresa hizo entrega del pozo de agua de perforación profunda al que se había comprometido, casi dos años atrás.

Días después, Sudamericana volvió a intimar a la firma para que realice las obras pendientes. Ante esta situación, el hipermercado volvió a recurrir al Municipio para pedir otra prórroga; en este caso, de 20 días.

Finalmente, días después, Walmart concluyó las obras para vincularse a la red pública de agua corriente y cloacas y se lo hizo saber a la empresa para que en un plazo de 72 horas la conecte a la red pública.

Cuando parecía que todo finalmente había acabado, personal de Sudamericana llegó al lugar y comprobó que era imposible hacer la conexión a la red de agua potable por no estar ejecutado el tendido de la red interna hasta la línea municipal, que justamente pasa por el frente del local del Walmart, en la colectora de Panamericana.

Mientras tanto, el hipermercado sigue trabajando con normalidad aunque se desconoce de dónde saca el agua que utiliza en su establecimiento y qué hace con los residuos cloacales.

Comentarios