Completó la travesía por Uruguay

La dupla Gustavo Urroz-Macarena Urroz cumplió el trayecto de 3.000 km. del Gran Premio “19 Capitales”. Fueron 6 días intensos divididos en 5 etapas. Completó el trayecto en casi 60 horas.
 

6 de marzo de 2014 - 00:00

 Pilar dijo presente en la carrera de regularidad más importante de Uruguay. Esta vez no tuvo una legión como en los viejos tiempos sino que uno se animó a cruzar el charco y desafiar la travesía que unió las 19 capitales de la Banda Oriental.

La dupla Gustavo Urroz-Macarena Urroz completó los exigentes 3.000 kilómetros por caminos de ruta, ripio y tierra con un Mercedes Benz 280 SLC, modelo 1977. Fueron 6 días intensos en el que tuvieron que completar las 5 etapas en las que se dividió el 11º Gran Premio “19 Capitales” Histórico de Uruguay.
La pareja local completó el trayecto en 50 horas 59 minutos 53 segundos para finalizar en el puesto 90º de la clasificación general y 7º en la categoría F, entre casi 100 autos que completaron el trayecto. Es que más de 60 abandonaron por diferentes circunstancias durante la travesía.
En comparación al año pasado, fueron menos los participantes debido a lo costoso de la competencia. En 2013 compitieron 240 vehículos y en la actual temporada lo hicieron casi 160 máquinas.

La carrera
La prueba tuvo su punto de partida Colonia del Sacramento, aunque se realizó una largada simbólica en Montevideo. Luego los autos se dirigieron hacia Colonia para arrancar la 1ª Etapa que resultó la más larga (780 kilómetros) con Salto. 
Urroz comentó que el Automóvil Club de Uruguay (ACU) se hizo cargo del 70% del combustible y le brindaron almuerzo y cena en cada una de las paradas obligadas entre etapa y etapa.
Las otras etapas fueron la 2ª unió Salto con Rivera (560), la 3ª Rivera con La Paloma (480), la 4ª La Paloma con Piriápolis y la 5ª y última Piriapolis con Colonia (420). 
La corona se la llevó la dupla argentina Carlos Berisso-Guillermo Berisso con un Fiat 600 E en 50h58’7”.
La última etapa fue la más complicada ya que los binomios tuvieron que pasar varios 4 puestos de control por caminos de ripio y tierra con badenes y zanjas. “En la última etapa caímos en un pozo. Pero otros corredores nos auxiliaron rápido y pudimos salir. Hubo otros (conductores de un Ford Falcon y un Torino) que venían detrás nuestro que cayeron en el mismo pozo porque no estaba señalizado”, contó Urroz amargado porque perdió mucho tiempo en la clasificación.
De la prueba vale resaltar que uno de los pilotos más veteranos de la prueba, Alberto Vidriales (fue navegante en un NSU Prinz, de 1960), de 86 años, volcó pero no sufrió consecuencias ni él ni su acompañante. “Cuatro corredores lo asistieron, dieron vuelta el auto, lo acomodaron y llegaron. Los que lo asistieron recibieron el premio Caballero del Camino. Todo un ejemplo”, declaró Urroz, en una prueba que tuvo a mayoría de argentinos y uruguayos, a los que se le sumó parejas de Brasil, Paraguay y Estados Unidos. 


La última
Para Gustavo Urroz fue la última carrera de regularidad que utilizará el Mercedes Benz SLC, de 1977, en un Gran Premio, ya que las autoridades de Argentina como Uruguay le dieron de baja para correr a este modelo de vehículo.
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar