Rescataron a cuatro mujeres víctimas de la trata de personas

Son de nacionalidad paraguaya. Llegaron con promesa de trabajo y fueron forzadas a ejercer la prostitución. Estaban en un departamento del centro de Del Viso que fue allanado por la policía.
sábado, 6 de julio de 2013 · 00:00

En el marco de un operativo contra la trata de personas, cuatro mujeres de nacionalidad paraguaya fueron liberadas en Del Viso, donde permanecían cautivas en un departamento ubicado en pleno centro de la localidad.

Si bien el procedimiento fue realizado en la noche del sábado anterior, tomó trascendencia pública recién en las últimas horas, y se produjo a partir de una investigación de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Especializada en Delitos Conexos al de Trata de Personas y Violencia de Género de San Isidro, a cargo del fiscal Marcelo Fuenzalida, y su secretaria, Marina Rueda.

Precisamente, tras una investigación de larga data que se llevó a cabo por el delito de trata de personas, cerca de la 1.30 se procedió al allanamiento de un departamento ubicado en la calle Arata al 1.200, cercana a la estación de trenes.

Efectivamente, el personal de la UFI mencionada acompañado por efectivos de la División Trata de Personas de la Policía Federal, se encontraron con cuatro mujeres de nacionalidad paraguaya, todas mayores de edad, cautivas en el lugar.

Según se pudo averiguar, dichas mujeres fueron captadas a través de avisos que ofrecían oportunidades laborales y un mejor bienestar. No obstante, todo cambiaba cuando se presentaban a cubrir los puestos, ya que se trataba de un engaño con la intención de obligarlas a ofrecer servicios sexuales.

 

Privado

El lugar allanado era un departamento de los que comúnmente se conocen como “privados”, en los que se ofrecen servicios sexuales. Además, en una edificación contigua funcionaba un hostel –de acuerdo a como lo denominaban sus dueños- que no estaba habilitado y de hecho no se veía desde la calle. Luego del megaoperativo, la Municipalidad procedió a la clausura del inmueble.

Fuentes consultadas por El Diario indicaron que el sitio era utilizado por las mujeres rescatadas y sus clientes, y además por parejas que quisieran usar las instalaciones, como una especie de albergue transitorio ubicado de incógnito y sin habilitación.

No obstante, por la causa de trata de personas hasta el momento no hay detenidos, a pesar de que se manejan los nombres de varios sospechosos. A su vez, todavía se investiga si se trató de un caso puntual o si el lugar forma parte de una red más amplia.

Por otra parte, trascendió que a las mujeres liberadas se les ofreció desde la Oficina de Rescate, que depende del Ministerio de Justicia de la Nación, ingresar al programa de la institución. Sin embargo, desistieron de la invitación y prefirieron quedarse en casas de familiares que tienen en el país, intentando rearmar su vida luego de la pesadilla por la que tuvieron que atravesar.

 

En otras localidades

Liberan a más cautivas

Luego de las acciones desarrolladas en Del Viso, los operativos contra la trata de personas continuaron a mediados de esta semana en la localidad de Carapachay, Partido de Vicente López. Allí, otras cuatro mujeres de nacionalidad paraguaya -entre ellas una menor de 17 años-, fueron rescatadas en una casa que funcionaba como prostíbulo.

Todo se inició con un llamado al 911 de una mujer que denunciaba que su novio le había dado una paliza y la obligaba a oficiar de recepcionista en un prostíbulo. Ante la Fiscalía, la mujer contó que era la novia del dueño de un prostíbulo, que él la golpeaba y obligaba a trabajar como recepcionista en el lugar, y que reclutaba a las chicas que luego prostituía en un boliche de José C. Paz al que asiste la comunidad paraguaya.

El imputado fue identificado por fuentes policiales como Jorge Hohberg, de 48 años, quien ya quedó formalmente detenido bajo el cargo de trata de personas triplemente agravado por “engaño”, por la explotación de “tres o más víctimas” y “por haber una menor de 18 años”, delito que, según el artículo 145 de la Ley 26.842 contempla una pena de 10 a 15 años de prisión.

 

Primeros pasos 

La Fiscalía Especializada en Trata de Personas y Violencia de Género funciona desde octubre de 2011. Desde su creación ha intervenido en sitios como Vicente López o San Andrés de Giles, en donde se liberó a 22 víctimas de trata, no sexual sino laboral.

Si bien es la primera que desembarca en Pilar por un caso de explotación sexual, en julio de 2012 intervino en un caso de reducción a la servidumbre en Manuel Alberti.

Comentarios