Comenzaron a reformar las primeras veredas del centro de la ciudad

Cambiarán baldosas, colocarán cestos de residuos y reforestarán la zona. En la cuadra de Rivadavia entre Lagrave e Yrigoyen los trabajos demandarán 60 días y serán solventados por el Municipio.
miércoles, 17 de julio de 2013 · 00:00

En el marco del plan de embellecimiento urbano lanzado por el Municipio, comenzaron a refaccionarse las veredas de una de las cuadras más transitadas del centro de Pilar. Se trata de Rivadavia entre Yrigoyen y Pedro Lagrave y con ella arrancó la primera etapa de un proyecto que alcanzará, por lo menos, otros 200 metros.

Los trabajos se extenderán por al menos unos 60 días, tal como estimó la arquitecta a cargo del plan de embellecimiento urbano, Carolina Pessoa, de la dirección de Obras Particulares.

En cuanto a las tareas a realizar, la funcionaria señaló que “se van a colocar baldosas color gris y rojo a las veredas de ambas manos”. Para esto, el último lunes se iniciaron los trabajos de extracción de los mosaicos originales.

A esto se le sumará la colocación de cestos de basura uniformes, unos tres por cuadra, con la intención de replicarlos en el resto de las aceras del microcentro a fin de darle una uniformidad estética.

Las obras se completarán con la colocación de arbustos de mediana estatura intercalados entre los recipientes para depositar residuos. “Estamos evaluando con Espacios Verdes qué especies colocar porque tienen que tener un tamaño acorde a la vereda”, explicó Pessoa para agregar que “la idea es darle un poco de verde a las veredas del centro”.

 

Carteles

El plan de embellecimiento se inició en 2012 con la colocación de rampas para personas con movilidad reducida. En total, fueron acondicionadas 46 esquinas del centro. Luego, el programa fue por las marquesinas apelando a la contaminación visual que provocan aquellos carteles de dimensiones desmedidas.

Por este motivo, se intimó a los comerciantes a quitar o adecuar las marquesinas que se excedieran de los límites estipulados por la comuna. Asimismo, se los obligó a retirar aquella cartelería que obstruya la vereda.

“Toda la cartelería que estaba colocada sobre caños obstruyendo la vereda de esa cuadra fue retirada”, destacó Pessoa aunque reconoció que el retiro de las marquesinas va a llevar más tiempo del esperado.

“Algunos comerciantes nos pidieron más plazo para adaptar sus carteles porque esto sabemos que tiene en algunos casos un costo importante”, explicó la arquitecta.

Precisamente, en cuanto la opinión de los comerciantes sobre las reformas que se están llevando a cabo, la funcionaria aseguró que “están conformes porque los fuimos asesorando con tiempo”.

Asimismo, señaló que “se están colocando puentes para que la gente pueda seguir ingresando a los negocios sin inconvenientes”. “La idea es que no se pierdan las ventas por estos trabajos, sobre todo ahora que son vacaciones de invierno”, remarcó.

 

Costos

Los trabajos de embellecimiento fueron licitados en 2012 por un valor de 499.000 pesos, el máximo monto establecido para una licitación privada. Aunque en el momento del lanzamiento se barajaba la posibilidad de que los trabajos les sean facturados a los frentistas, finalmente esa idea parece haber sido descartada.

Pese al mal estado de las veredas de gran parte del casco céntrico del distrito –al igual que en el resto de las localidades- y teniendo en cuenta que la responsabilidad del mantenimiento corresponde a los frentistas (como lo establece la Ordenanza 107/81), Pessoa afirmó a El Diario que “por el momento no se habló de que lo tengan que pagar los vecinos”.  

 

Por etapas  

La reparación de veredas se dividirá en tres tramos. El primero es el que se está realizando; el segundo, el que planean iniciar antes de fin de año, alcanzará la vereda de la calle Rivadavia entre Bolívar y Lorenzo López, es decir, la que corresponde al Palacio Municipal. En este caso, los trabajos se extenderán algunos metros sobre la calle Bolívar con el objetivo de alcanzar todo el frente del edificio comunal.

Una tercera etapa llegará con la reparación de una nueva cuadra aún a definir. Las opciones que se manejan desde el área son la calle Rivadavia desde Pedro Lagrave hasta Tucumán o Pedro Lagrave entre Rivadavia e Ituzaingó.

 

El dato 

Debido a la reforma de las veredas de la calle Rivadavia entre Hipólito Yrigoyen y Pedro Lagrave se encuentra afectada media calzada, por lo que la circulación de dicha arteria se reduce a una sola mano. Por este motivo, puede haber más congestión que la habitual para atravesar los mencionados 100 metros.

 

Comentarios