La próxima semana podrían volver los bloqueos en el Parque

Lo adelantaron los trabajadores de Kromberg & Schubert. Finalizó ayer la conciliación obligatoria y la empresa ratificó los 12 despidos. Advierten inminentes medidas de fuerza.
sábado, 13 de julio de 2013 · 00:00

En la mañana de ayer, se dio por finalizada la conciliación obligatoria por el conflicto de la empresa Kromberg & Schubert y sus trabajadores. La gerencia de la autopartista multinacional ratificó los 12 despidos por los cuales el pasado 12 de junio los trabajadores realizaron piquetes en todos los ingresos al complejo fabril durante 13 horas.

Tras la decisión de los empresarios, ayer en el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, los propios empleados advirtieron que es inminente una medida de fuerza similar a la que ya llevaron a cabo.

Tras aquel episodio, desde la Cámara Empresaria del Parque Industrial Pilar (Cepip) mostraron su preocupación por lo sucedido y solicitaron a las autoridades la posibilidad de evitar futuros bloqueos.

La gerencia del complejo fabril, a la cual los trabajadores apuntaron por no llamar a la reflexión a las autoridades de la compañía, solicitó una reunión con el fiscal general de San Isidro, Julio Novo, y los jefes policiales.

Las críticas de la Cepip fueron porque ese día solicitó al fiscal Federico Mercader que pidiera una orden de desalojo y el agente judicial no lo hizo.

En tanto, desde la gerencia lanzaron un comunicado que les fue enviado a todas las empresas del complejo fabril,  solicitando que informen las pérdidas causadas por el bloqueo, para cuantificar los daños económicos que produjeron las protestas de los trabajadores de Kromberg & Schubert.

 

Piquetes

Desde las 5 de la madrugada del miércoles 12 de junio último y hasta las 18 de ese mismo día, se mantuvo el último bloqueo que sufrió el complejo fabril pilarense.

Ante la falta de respuestas a sus reclamos, los trabajadores de la autopartista Kromberg & Schubert decidieron bloquear los accesos al Parque Industrial.

El reclamo fue por la reincorporación de los operarios despedidos, mejoras laborales y el cumplimiento del convenio colectivo de trabajo.

El conflicto generó una larga fila de camiones con materia prima que tenía como destino las empresas del PIP y afectó a la Panamericana y el acceso a Manzanares.

Comentarios