El hogar que logró sobrevivir gracias al esfuerzo de la comunidad

 Hace un año se anunciaba el cierre del Hogar San Cayetano. Hoy alberga a 14 chicos y logra sostenerse gracias a un grupo de voluntarios y el aporte de empresas y vecinos. 
 
domingo, 9 de junio de 2013 · 00:00

 


por Matías Saavedra m.saavedra@pilaradiario.com 

Hace un año, el Hogar de Niños San Cayetano de Pilar atravesaba su momento más difícil. Los cinco hermanitos que permanecían en el lugar iban a ser separados y trasladados a otras instituciones. El pueblo se hizo escuchar y la situación pudo ser revertida.
Actualmente, el hogar recibe a 14 chicos que solo piensan en vivir la infancia sin preocuparse por el techo. Y es gracias al voluntariado, que continúa ideando proyectos para el bienestar de los únicos y pequeños dueños del hogar.
Hace un año la situación del hogar era incierta, al igual que la de los cinco hermanitos que aún permanecían en el lugar. Sin fondos, los directivos se habían quedado sin empleados. La única alternativa era el cierre y la separación de los hermanitos, que iban a ser distribuidos en distintas instituciones.
Por aquel entonces, los vecinos de Pilar, en especial aquellos de la zona del hogar ubicado sobre la calle Uruguay, se manifestaron en varias ocasiones en la plaza 12 de Octubre, y hasta le habían pedido explicaciones al párroco Jorge Ritacco, titular de la parroquia Nuestra Señora del Pilar, de la cual depende el hogar. No había salida, el tiempo de los chicos en el lugar se estaba terminando.
“Me emociono de recordarlo. Fue en esos momentos que nos costó acercarnos a los chicos y que se abrieran porque no son como cualquier chico, ellos necesitan confianza”, comentó Lucero Suárez, una de las voluntarias de Cáritas que ni bien se enteraron de la situación límite se hicieron presentes para intentar revertirla.
“Arrancamos quedándonos a dormir porque no había personal. Son recuerdos muy fuertes. Era amor puro”, continúa la mujer. Así fue como con la ayuda del voluntariado, empresas y particulares locales, se transformó aquel futuro incierto: hoy el lugar alberga a 13 nenas y un nene.
“No sé si pensábamos verlo como en este momento. Sabíamos que el trabajo era duro y apuntábamos a esto. Mucha gente se sumó al esfuerzo y no hubiese sido posible si no era de esa manera”, recuerda Vanesa Torres, otra de las mujeres que desde un primer momento decidieron implementar cuanta actividad se pudiera lograr en pos del beneficio de los niños cuyas edades van de los 3 a los 12 años.
El eslabón que aportaron aquellos primeros voluntarios fue el necesario para activar una maquinaria solidaria que continúa un año más tarde y que lo hace con más dinamismo que por aquel entonces. Lo que queda, es simplemente la tranquilidad que los voluntarios -aquellos que se aseguran que no les falte nada a los 14 chicos- brindan con sus acciones: “No hay riesgo. Todo funciona armónicamente como debe ser”, advierte Torres, sobre lo que siempre debió haber sido.

Por los chicos
Toda idea para ayudar a los 14 chicos del Hogar San Cayetano fue estudiada y puesta rápidamente en marcha porque no había tiempo que perder. Así lo fueron los eventos realizados por los voluntarios, como su presencia en actos y actividades de otras entidades para juntar dinero.
También cumplió un papel importante la predisposición de aquellos que se adhirieron al aporte de dinero a partir de la tarjeta de débito. “Nos va bastante bien, la gente se ha enganchado. Sabíamos que íbamos a tener fijo mensual”, remarca Torres sobre uno de los medios por los que se obtiene dinero para los empleados del hogar. Aún así, la venta de un libro de recetas y las diversas ferias americanas, también contribuyeron, como la elaboración de rosarios, pulseras y estampitas que durante las misas de la parroquia Nuestra Señora del Pilar se ofrecen a los fieles. Y la lista de actividades y eventos continúa. 




Para recaudar fondos 
Una revista, el nuevo desafío
El año pasado nació una nueva idea para ayudar a sumar. Un voluntario se preguntaba cómo contribuir a partir de la imprenta que administraba, y de esta manera comenzó a sonar fuerte el rumor de crear una revista para, por un lado difundir las actividades del hogar, información y noticias de interés general, y por otro, casi tan importante, la posibilidad de generar un nuevo ingreso a partir de las empresas y negocios de Pilar que publiciten en la misma.
 La revista, de distribución gratuita y que en un principio saldrá en forma bimestral, posiblemente también se publique en formato digital.
La revista se suma al proyecto ya concretado del programa propio que los voluntarios tienen semanalmente en Nexo Radial, junto con la página de Facebook donde también se comunican las urgencias que tiene el hogar. “Se nos habían roto dos lavarropas en el hogar. Mientras tanto lavábamos con dos lavarropas normales. Puse el aviso en Facebook y la gente no lo dudó. La semana pasada un hombre donó el lavarropas industrial”, comparte Vanesa Torres tan solo uno de los gestos que a diario reciben de desconocidos que se comprometen con la causa de los chicos.


Redes sociales
Para enterarse de las actividades del hogar y las formas de ayudar pueden recurrir a sus perfiles de Facebook, Hogar San Cayetano, o su cuenta de Twitter: @HogarSC. El próximo evento es una peña folclórica que se llevará a cabo el 7 de julio en Uruguay y Misiones. Entrada: $10.


 

Comentarios