Fénix entró al grupo de los cuatro

Con el 0-0 ante UAI Urquiza, se clasificó al Reducido. Jugó un buen 1º tiempo y mereció la ventaja, pero falló en la definición. En el complemento insistió, aunque luego se conformó con el resultado.
miércoles, 5 de junio de 2013 · 00:00

Fénix terminó consiguiendo lo que fue a buscar, la clasificación al Reducido por el segundo ascenso a la Primera B Metropolitana. En el cierre del torneo de la C, igualó 0-0 como visitante frente al campeón UAI Urquiza y logró el punto que necesitaba para no depender de nadie.

El Albinegro jugó un buen primer tiempo y hasta mereció mejor suerte, pero falló en la última estocada. Ya en el complemento, insistió y cuando vio que el resultado servía, se conformó.

 

Hizo méritos

Fénix hizo méritos en el primer tiempo y hasta tuvo chances para irse ganador, pero le faltó determinación para concretar frente a un Ezequiel Porto que se mostró seguro y fue el estandarte del fondo local.

Por momentos, el desarrollo se hizo de ida y vuelta y el local tuvo algunas aproximaciones sobre el arco de Mariano Mittelman, como un remate que le tapó a Sergio Acosta a los 6 minutos.

Algunas subidas de Claudio Villán era lo más peligroso que tenía el Furgón, porque con su velocidad aprovechaba escaparse de Iván Ramírez y lo complicaba a Sebastián Ciaccheri, aunque sin demasiados problemas para el arquero.

Al Albinegro le costó acomodarse en la cancha pero cuando lo hizo, ganó precisión con la pelota y complicó al local. Tuvo varios puntos altos y entre ellos a Daniel González, que con sus subidas permanentes por ambas bandas generaba ocasiones. Y a los 23’ provocó el primer tiro al arco con un remate al palo derecho que tapó Porto.

Sin embargo, UAI sorprendió en alguna salida rápida y Villán reventó el travesaño a los 29’ al ver adelantado a Mittelman. Y fue un claro llamado de atención para el fondo albinegro.

En la jugada siguiente, el Águila lo tuvo, pero González y Ramírez se molestaron y el Dani cabeceó incómodo y la pelota quedó en el techo del arco.

Fénix crecía mostraba un juego prolijo. Con ímpetu, buscaba el gol que le diera la tranquilidad. Insistía, presionaba y estaba mucho mejor en la cancha, pero no sabía definirlo. A los 36’, Porto se lució otra vez al taparle un bombazo de Maximiliano Cóceres, que se le metía contra el ángulo superior izquierdo.

 

Quemó los cartuchos

En el complemento la paridad estuvo presente en el arranque, aunque el Águila tuvo el primero a los 2’ con un cabezazo de Lionel Fonzalida que controló Porto.

Y a los 7’, la visita tuvo dos chances para desnivelar. Primero se equivocó en la salida Lucas Gissara y Fonzalida la ganó pero definió mal. El propio delantero tuvo la revancha un minuto, con un cabezazo al lado del palo derecho.

Viendo que no podía romper el cero, entonces Fénix bajó su intensidad. Y a los 20’, UAI Urquiza casi sorprende con un pelotazo a Acosta que se escapó y cuando estaba para definir apareció Javier Valenzuela para tirarse al piso y barrer el peligro.

De ahí en más, el desarrollo del juego decayó, pareció que los dos le habían bajado el telón al partido y que se conformaban con el empate. Claro que a Fénix le convino porque así se aseguró una clasificación a la que tuvo que esperar hasta al cierre del campeonato.

 

Comentarios