Triplicó y sigue invicto

Matías Rossi logró su tercera victoria consecutiva en 4 fechas y está imbatible en los autódromos. Se afianzó como líder del campeonato y reforzó su condición de referente de la disciplina.
martes, 4 de junio de 2013 · 00:00

Si no se altera el orden lógico de las cosas, Matías Rossi estará adelante peleando la victoria. Si el reglamento no se modifica de una fecha a la otra y si tampoco resulta perjudicial estar siempre en el podio, el Misil de Del Viso será siempre candidato a ganar.

Así lo demostró, una vez más, este fin de semana al imponerse de punta a punta en la 4ª fecha del Súper TC 2000 e hilvanar su tercera victoria consecutiva. Además se adjudicó todas las competencias que la categoría llevó a cabo en autódromos, tras la inauguración del certamen en el Callejero de Buenos Aires.

Claro que el automovilismo es la conjunción del hombre y la máquina, y Rossi está capitalizando de la mejor manera el excepcional momento que atraviesa el Toyota Team Argentina, que este fin de semana en el Autódromo Provincia de La Pampa metió el 1-3-4 con el Granadero, Mariano Werner y Bernando Llaver.

Sigue siendo el equipo a batir y el Misil pone su talento para redondear un combo imbatible. Otra vez el rival fue un Fiat, esta vez de Facundo Ardusso y no de José María López, que fue escolta del piloto de Del Viso en las dos fechas anteriores.

Pero cuando Rossi tiene el auto no falla y lo demostró por 3ª fecha consecutiva, adjudicándose todas las pruebas del fin de semana: entrenamientos, clasificación, Súper 8 y final.

Dominante. Es el momento de Rossi y Toyota en Súper TC 2000. Ya el año pasado la marca fue competitiva desde el arranque del campeonato (Werner y Rossi ganaron las primeras 4), pero le faltó confiabilidad al Corolla del delvisense.

Ahora el equipo parece haber reducido el margen de errores y encontraron una fórmula que fue competitivamente letal desde que el calendario pisó los autódromos.

Luego del traspié en el callejero porteño, Rossi no desaprovechó ninguna ocasión y ganó en Rosario, San Juan y La Pampa. Siempre con un Fiat Línea como escolta.

Esta vez, salvo por el intento de sobrepaso de Ardusso en la primera vuelta, la victoria del Granadero fue aún más monótona que las anteriores. En Rosario le ganó el duelo a Pechito López y en San Juan aprovechó el abandono de Néstor Girolami.

“Siempre, desde que salgo de mi casa para los autódromos, salgo con la idea de ganar. Y cuando lo puedo conseguir, siempre me voy muy feliz”, sostuvo Rossi.

“Tuve un auto que no puedo agregar nada. Se vio en la pista el gran trabajo del equipo, un Corolla excepcional”, reconoció y agregó que “después del segundo relanzamiento el auto no iba como en la primera parte, iba mucho de cola”.

“Por eso me cuidé un poco en el final para no correr riesgos. Tuve un gran auto, solo tuve que manejarlo. Es importante sumar puntos cuando el coche está tan competitivo”, contó.

Con este triunfo, Rossi amplió su ventaja como líder del torneo. Suma 103 unidades en 4 fechas y le sacó 35 a su perseguidor, Ardusso (68). De esa forma, Matías tiene una carrera de margen, ya que por fecha se reparte un máximo de 31 puntos.

La próxima será el 23 de junio en el Oscar Cabalén de Alta Gracia (Córdoba), escenario en el que Rossi ganó la fecha inaugural de 2012.

 

Súper Misil 

En La Pampa, Matías Rossi logró su sexta victoria en el Súper 8 y demostró que es uno de los pilotos más hábiles del país en estos enfrentamientos mano a mano. Se realizaron apenas doce Súper 8 desde que la categoría implementó este sistema de duelos cara a cara, largando a la par y a 1 vuelta, y el piloto de Del Viso ya ganó la mitad. Tiene el valor agregado de haber triunfado en los tres que se disputaron en este certamen y, además, con la victoria en la final se afirmó como el máximo ganador con motores V8, con 6 triunfos en Súper TC 2000. Lo sigue Pechito López con 4. 

 

22 triunfos 

acumula Matías Rossi en el TC 2000, contando los 16 que logró hasta 2011 y los 6 que consiguió luego de la aparición de los impulsores V8 y el cambio de denominación a Súper TC 2000. Tras la salida de Gabriel Ponce de León, el Misil quedó como el piloto en actividad más ganador.

 

Comentarios