Suplemento La Juntada: Más parecidos que diferentes

El Diario reunió a cinco militantes juveniles. Representaron al socialismo, la UCR, el justicialismo, el Partido Obrero y el Pro. Un encuentro que empezó con recelos y llegó a  coincidencias que sorprendieron.

lunes, 17 de junio de 2013 · 00:00

por Diego Schejtman

 

d.schejtman@pilaradiario.com

Llegaron puntuales, con sus mochilas al hombro y algún recelo disimulado. La juntada, en este caso, no se daba naturalmente: no hay muchos ámbitos en los que jóvenes militantes del radicalismo, el peronismo, el socialismo, el Partido Obrero y el Pro podrían encontrarse para charlar así, sin más.

La convocatoria de El Diario fue, entonces, la excusa para una experiencia que no tardó en revelar su riqueza. Un rato de charla más tarde, y varias fotos de por medio, las desconfianzas fueron quedando de lado y aparecieron coincidencias, algunas muy difíciles de imaginar antes, a través del velo de los prejuicios.

Eso sí, cuando a la hora de la despedida El Diario preguntó a los militantes si podían imaginarse compartiendo una lista la respuesta también fue unánime: “Ni pensarlo”.

La cita fue en la plaza 12 de Octubre, el lunes 27. Por orden de llegada, participaron Lourdes Aredes (25, Partido Socialista), Vladimir Braillard (25, UCR), Iván Giordano (23, Frente para la Victoria), Diego Ponce (28, PO) y Fernando Narváez (28, Pro).

Al principio, la reunión parecía difícil, a pesar de la buena predisposición de los invitados. Al periodista de estas líneas, que carece de todo espíritu docente, le resultó imposible hacer que los jóvenes se escuchasen mutuamente a la hora de las presentaciones formales. Será que la formalidad no entra su universo. Pero apenas comenzó la charla, sentados primero en los escalones del palacio municipal y luego -mudanza obligada por limpieza- en un banco de la plaza, el diálogo fluyó con respeto e interés. Y, sobre todo, con agudas miradas sobre la realidad de Pilar y las problemáticas propias de la juventud.

Más cerca

Pensar la ciudad en la que se vive es -o debería ser- el primer mandamiento de quien transita el camino de la militancia política. Y los jóvenes reunidos por El Diario empezaron a mostrarse duchos en eso de pintar la propia aldea.

Lourdes Aredes rompió el fuego. Contó que participó de la elaboración de una encuesta realizada por el socialismo que, entre otras cosas, relevó los principales problemas del distrito según la percepción de los ciudadanos.

“Lo que más aparece es la salud. La gente en las localidades se siente abandonada, sobre todo por la falta de especialidades en las salas”, dijo. Ahora sí, todos la miraban atentos.

Diego Ponce apuntó a los tres ejes que, desde el PO, focaliza como el mayor objetivo a corregir: salud, educación y vivienda.

“Pilar tiene un déficit de 80 mil viviendas y no hay políticas específicas”, apuntó. El acceso a la vivienda y la precarización del empleo fueron, de hecho, los temas que más empujaron el diálogo. Preocupaciones que acechan a los jóvenes a la hora de cruzar el umbral hacia la adultez definitiva.

Para el radical Vladimir Braillard, el punto crítico de Pilar,  el que lo hace más complejo, es la desigualdad. “Se puede hablar con cinco vecinos que planteen cinco realidades completamente diferentes”, describió.

También el peronista Iván Giordano habló de la distribución de los recursos como uno de los temas pendientes, en coincidencia con el radical. Durante la charla fueron los que más interactuaron, chicanas de por medio y hasta alguna foto abrazados, los dos con los dedos en V.

“Desde todo punto de vista la realidad es la misma: los problemas son los que se estuvieron mencionando, con la seguridad, la educación, la salud y el trabajo precario”, intervino Fernando Narváez, que se sentó en el borde del banco de la plaza, ubicación que lo dejó último en el uso de la palabra. 

Vulnerables

La tercerización laboral, cuya erradicación es una de las banderas del PO -de hecho, el joven militante Mariano Ferreyra fue asesinado en una marcha para reclamarla- se instaló en la charla y produjo la coincidencia más inesperada: de pronto, Diego y Fernando -izquierda troskista y macrismo- estaban coincidiendo en la agenda de preocupaciones y hasta en la mirada sobre el tema.

“La juventud es la franja más vulnerable para estas prácticas”, opinó Diego. Y Fernando lo ejemplificó: “Conseguir un puesto confiable es cada vez más difícil. Hay turnos rotativos, de 12 horas. Y Muchas veces tenés que viajar dos horas para llegar al trabajo y otras para volver a tu casa”.

El primer empleo a la salida de la secundaria es el más difícil, aportó Lourdes y Bladimir lo puso en un contexto donde un trasporte deficiente y malas condiciones sanitarias en los barrios empeoran la situación, mientras Iván matizaba una mención a los programas de empleo que promociona el Estado.

Sin pensarlo, se estaban complementando y enriqueciendo los diagnósticos que cada uno ya traía. La problemática de las adicciones, la educación sexual para los adolescentes, las condiciones para educarse, el voto a los 16 y hasta el rol que los jóvenes tienen -y tendrán en este año electoral- dentro de cada partido, también aparecieron cómo tópicos en una charla que se iba haciendo más homogénea a medida que transcurría.

Distinto habría sido, tal vez, si se hubiese tratado de buscar recetas. Pero no era el debate lo que perseguía esta juntada, que se iba terminando junto con el calorcito del sol otoñal que calentaba la plaza.

La despedida fue cálida. Quién sabe, vuelvan a encontrarse, ya sea alumbrados por las luces de algún boliche nocturno o en algún cruce de campaña. O, por qué no, pasillo de por medio en una banca de Concejo Deliberante.

 

Quién es quién

Identikit de jóvenes militantes

 

Nombre: Lourdes Aredes.

Edad: 25.

Partido: Socialista, Frente Amplio Progresista.

Ocupación: Estudiante de profesorado.

Se acercó a la militancia política a partir del trabajo social en Cáritas. “Ahora me di cuenta que estoy donde tenía que estar”.

 

 

Nombre: Bladimir Braillard.

Edad: 25.

Partido: Unión Cívica Radical.

Ocupación: Estudiante de Derecho.

Empezó a militar a los 16 años, primero en ONG y luego, ya en la facultad, dentro de la UCR. “El partido siempre estuvo en las grandes transformaciones del país”.

 

Nombre: Diego Ponce.

Edad: 28.

Partido: Partido Obrero.

Ocupación: Docente.

Empezó la militancia en la Universidad de General Sarmiento. “Me acerqué al Partido Obrero, que es el que mejor interpreta la realidad de los trabajadores”. 

 

Nombre: Iván Giordano.

Edad: 23.

Partido: Frente para la Victoria (agrupación Proyecto Pilar).

Ocupación: Estudiante de derecho.

Milita desde los 18, apenas salido del secundario. “Me empecé a interesar en la política como herramienta de transformación de la realidad”.

 

Nombre: Fernando Narvaéz.

Edad: 28.

Partido: Pro.

Ocupación: Estudiante.

Su militancia comenzó en la adolescencia, en la escuela secundaria. “Veíamos cosas para cambiar. Estoy en el Pro porque creo en la pluralidad”. 

Comentarios