Café Pendiente llega a Pilar para ayudar a los chicos de un hogar

La movida consiste en dejar pago un café para quien no puede abonarlo. Se modificó para que el dinero se destine a El Jagüel de María, donde a diario asisten y alimentan a unos 30 chicos.

domingo, 16 de junio de 2013 · 00:00

El Club de Mujeres Ejecutivas se ha convertido en la primera institución en poner en marcha en su sede de Pilar, la movida solidaria mundial denominada el Café Pendiente. Pero lo ha hecho modificándola para que la ayuda sea destinada al hogar de niños El Jagüel de María, que está pasando una situación crítica, como otros tantos, por la falta del pago de subsidios por parte del Gobierno provincial.

Entre los hogares a los que el Estado les adeuda el pago del subsidio se encuentra El Jagüel de María, entidad que da de comer a 30 personas a diario y cuya deuda es de dos bimestres. Son muchos los colaboradores que ayudan con el hogar, y ahora se suma un grupo de mujeres que pensó en "importar" a Pilar una tendencia solidaria que es furor en todo el mundo: el Café Pendiente.

La iniciativa busca acercar ayuda a quienes más lo necesitan, especialmente en los días de temperaturas bajas. Uno se acerca a un bar o restaurante por un café y deja otro pago para quien no pueda abonarlo. La simplicidad hecha apuesta solidaria.

 

Primero en Pilar

Avalado por las impulsoras a nivel nacional, se ha modificado la modalidad del Café Pendiente en Pilar "para adaptarla a lo que nosotros podíamos dentro de lo que era nuestra estructura y lo que creíamos la mejor manera de ayudar", comentó Marcela Temes, CEO del espacio privado Club Mujeres Ejecutivas.

"Esta posibilidad de traerlo a Pilar lo pensamos apenas nos enteramos que llegó la propuesta y sabiendo que tenemos este espacio, nos pareció bueno tenerlo", agregó entusiasmada Temes.

Así, dentro del bar temático que disponen en el edificio Panamericana 50 del kilómetro 51 de la autopista Panamericana, quienes quieran disfrutar de un café, pueden depositar dentro de un frasco el mismo valor para que ese dinero culmine su destino en la ayuda del hogar villarrosense.

Pero en esta ocasión también se puede donar el mismo valor de otros productos consumidos en el lugar. "No es lo mismo en Capital Federal donde se está más cerca de la gente que está en situación de calle que en Pilar, donde tenemos espacios inmensos y hay cuestiones que están cubiertas por la Municipalidad y otras instituciones", detalló la mujer sobre el fundamento del cambio que se produjo en esta ocasión particular.

El hogar de niños El Jagüel de María alberga a 24 chicos y es diariamente que se necesita de recursos para continuar ayudándolos. "En la mesa somos 30. Son 30 desayunos, 30 almuerzos, 30 meriendas, 30 cenas. Para todo eso se necesita plata", enfatizó Estela Sosa, una de las dos hermanas que llevan a cabo un desinteresado trabajo para que esos chicos tengan un techo donde vivir, un plato del cual comer y educación para crecer.

Es de común conocimiento que el presupuesto del Gobierno provincial ha disminuido y que muchos de esos daños colaterales hoy lo sufren los hogares. En este caso la deuda es de dos semestres.

"Antes el pago era adelantado, ahora es cuando cae alguna moneda. Todos los días tenemos gastos", aclaró la mujer que también resaltó el trabajo del grupo Amigos del Jagüel que costea el pago al equipo técnico que trabaja en el lugar con los 24 chicos.

En el hogar los chicos también elaboran productos como prepizzas, empanadas y pastelitos que el Club de Mujeres Ejecutivas ofreció vender también en el bar donde funciona el Café Pendiente.

 

  

Se creó en Italia
Una modalidad que es tendencia

La movida del Café Pendiente, surgió en el año 2008 en Nápoles, Italia, bajo el nombre "Café Sospeso"- Rápidamente se extendió por todo el mundo dejando en los bares adheridos el pago de un café extra para aquel que luego no pudiera pagar uno y tuviera la posibilidad de tomarse una taza de café caliente.

A la Argentina arribó de la mano de un grupo de mujeres, donde se destaca Sol Verdier, una diseñadora gráfica que lo propuso por estas tierras. Por su parte, la ciudad cordobesa de Río Cuarto ha sido la primera en territorio argentino en adherirse por ordenanza municipal a esta tendencia solidaria que se ha transformado en una moda entre la oferta gastronómica local.

 

 

Para mujeres
El Club de Mujeres Ejecutivas fue creado hace un tiempo por mujeres dispuestas a hacer negocios en un lugar ameno para ellas. Meses atrás abrió sus puertas en Pilar. "Es un espacio de placer donde poder generar nuevos negocios, porque me parece que las mujeres por un lado hacemos mejores negocios fuera de la oficina, y por otro, nos cuesta mucho darnos espacios para disfrutar y pasarlo bien", detalló Marcela Temes, a la cabeza de la iniciativa que mezcla los negocios con música y arte.

Sin ir más lejos, así lo hará el próximo jueves a través de la muestra de la artista Marcela Pozzi.

 

Comentarios