Debieron internar de urgencia al subsecretario de Salud del Municipio

Se trata de Gustavo Niotti quien además se desempeña como director del Hospital Sanguinetti. Habría sido por un “shock emocional” que derivó en una descompensación coronaria.
sábado, 2 de marzo de 2013 · 00:00

En las primeras horas de ayer internaron de urgencia al subsecretario de Salud del Municipio y director del Hospital Juan Cirilo Sanguinetti, Gustavo Niotti. Fuentes oficiales aseguraron que el médico sufrió un “shock emocional” el cual derivó en una descompensación coronaria, por lo que tuvo que ser internado en el Hospital Austral, donde hasta ayer a la tarde permanecía internado, mientras se evaluaba la posibilidad de trasladarlo a otro nosocomio.

Durante las primeras horas de ayer, fue todo incertidumbre sobre lo ocurrido con el funcionario. Incluso antes de conocerse la voz oficial se barajaron varias versiones que apuntaban a una herida de bala en una pierna, lo cual fue desmentido por el secretario de Salud, Pablo Atchabahian.

En diálogo con el programa Código Plaza de FM Plaza, el secretario aclaró: “lo que tuvo fue un dolor de pecho, una descompensación cardíaca”. A su vez agregó: “estamos haciéndole todos los estudios pertinentes para ver el origen y el motivo de esta descompensación”.

Todo comenzó poco después de la medianoche cuando el director del Sanguinetti se encontraba en su casa, en el country Las Brisas de la localidad de Zelaya, acompañado por otras tres personas. “Comenzó a sentirse mal y desde allí fue trasladado al nosocomio privado” explicó Atchabahian. Según el secretario de Salud, Niotti pidió ser trasladado directamente al Hospital Austral.

 

Herida

En tanto, en las primeras horas del día la noticia se conoció en forma extraoficial y durante horas la información giraba en torno a un posible hecho delictivo.

Si bien no se descartó que se haya efectuado un disparo en el lugar, el funcionario no presentaba heridas, como señalaba la primera versión circulante. Durante más de tres horas, no hubo información oficial que confirmara o desmintiera el hecho que recorría los medios de comunicación.

Cerca de las 11, el secretario de salud dio a conocer la versión oficial sobre lo ocurrido y desmintió los dichos que dieron vueltas durante gran parte de la mañana.

“Está descartada la herida de bala y todas las otras versiones que se están diciendo”, enfatizó Atchabahian y agregó: “está internado con dolores en el pecho, pero sin ningún inconvenientes, ni heridas”.

En tanto, fuentes extraoficiales remarcaron que el funcionario municipal “manipuló un arma de fuego en medio de una crisis”. Incluso señalaron que fue un agente de la policía quien lo convenció para que dejara el arma.

Comentarios