En ataque vandálico decapitan la imagen del Gauchito Gil

Lo golpearon con un hacha y le arrancaron la cabeza. A la madrugada habían intentado prenderlo fuego. Horas más tarde se produjeron los destrozos y también robaron algunos elementos.
martes, 26 de febrero de 2013 · 00:00

Un vandálico hecho alteró la pacífica mañana del domingo en Villa Rosa. El santuario del Gauchito Gil fue destrozado, robado, quemado y lo peor de todo es que la imagen del santo pagano fue derribada y decapitada.

Los encargados del lugar no pueden creer el ensañamiento con que actuaron los autores del hecho, aunque ciertamente descartan que los daños los haya hecho una sola persona. No se sabe aún qué ocurrirá con la imagen, ya que la cabeza no fue encontrada por ninguna parte.

El hecho comenzó cerca de las 5 en el santuario erigido en 25 y Saavedra Lamas, a metros del paso a nivel del ferrocarril Belgrano Norte. Allí, un llamado anónimo al cuartel de bomberos daba cuenta de un principio de incendio en el altar del santuario.

Un socorrista llegó en segundos al lugar y logró sofocar el principio de incendio que se estaba generando en el lugar donde estaba la imagen de yeso de casi un metro de altura. Una vez evitada esa circunstancia, el bombero regresó al cuartel. Pero lo más increíble ocurriría tres horas después -cerca de las 8. Uno de los integrantes de la Comisión Directiva del santuario, Mario Zaganías, llegaba al lugar y con total sorpresa corroboraba el daño sufrido, ya que además del principio de incendio, la imagen del Gauchito había sido derribada hacia delante y le faltaba la cabeza.

En el lugar, El Diario -único medio presente- dialogó con el hombre que hace las veces de guardián del predio. “Esto no lo puedo creer. Es alevoso e incomprensible. No tiene ninguna explicación coherente. Es un vandalismo total. Le han cortado la cabeza como con un hacha, de un solo golpe”.

Conmovido continuó su relato diciendo: “No sé lo que pasó con la cabeza porque acá ni siquiera están los restos. Buscamos por todos lados, en los alrededores y ninguna novedad. Seguramente se la han llevado quién sabe dónde”.

Por último aseveró “no sé qué vamos a hacer ahora, porque al no encontrar la pieza que le falta esta imagen no tiene solución.

En una recorrida por el predio se pudo constatar que había faltantes de dos grandes banderas, una gran cantidad de flores que adornaban el altar y otros objetos que los fieles dejaban como agradecimientos por los favores concedidos. La denuncia se realizó oportunamente en la Comisaría 6ª de Villa Rosa.

 

Antecedente 

Hace dos años, la imagen del Gauchito Gil, en el mismo santuario de Villa Rosa, había sido atacada a tiros. El lugar es el más grande de la Zona Norte.

Comentarios