Para el aula

jueves, 14 de febrero de 2013 · 00:00

El Sindicato de los Químicos entregó a sus afiliados mil mochilas equipadas con útiles para el inicio de clases. “Arrancan las clases a fines de febrero, los padres no cobraron”, remarcó el secretario general, Sergio González. “Se les hace difícil a los trabajadores llegar a fin de mes, la canasta está inalcanzable”, continuó. La iniciativa surgió hace tres años cuando nuevos integrantes ingresaron a la antigua comisión. Esta vez, el esfuerzo se multiplicó para que la colaboración llegue a más familias.

Comentarios