Pilares de Esperanza cumplió 5 años y anhela su ampliación

El equipo de profesionales lo celebró junto a los pacientes y sus familiares. Actualmente, brinda unas 5.000 atenciones por mes. El próximo objetivo es contar con mayor espacio físico.
jueves, 31 de octubre de 2013 · 00:00

El Centro de Rehabilitación municipal Pilares de Esperanza celebró ayer su 5º año de existencia. El festejo se llevó a cabo en sus instalaciones del K50. Las actividades, organizadas bajo el lema “Bodas de Madera”, contaron con la participación de gran cantidad de pacientes niños y niñas, acompañados de sus familias, y de adultos.

La reunión comenzó a la mañana con un desayuno de bienvenida en donde las autoridades del centro, entre ellos su director Fabián Nápoli, la subdirectora Mariana Alberini y la directora Administrativa, Margarita Casusaá, junto a los miembros de la cooperadora.

La fiesta fue conducida por dos profesionales del Centro, Milena Gentiluomo y Martín Clenard, quienes animaron el encuentro con juegos temáticos, en los que participaron médicos y pacientes.

Además fueron los encargados de presentar cada una de las actividades propuestas para la ocasión por distintos talleres realizados en el interior del establecimiento, tales como talleres de expresión, de movimientos, de juegos, de actividades recreativas y manualidades y de mamás.

La celebración tuvo la visita de la creadora del Pilares de Esperanza, la secretaria de Educación María del Carmen Rodríguez, quien se mostró sumamente entusiasmada de compartir el festejo con todos los presentes y expresó: “si bien cada uno de los momentos vividos aquí son importantes, quiero rememorar algunos trascendentales tales como la colocación del primer ladrillo, la apertura de puertas, el crecimiento exponencial de prestaciones”. La funcionaria anticipó mejoras en el horario de atención, ya que para potenciar la calidad del servicio, se dispuso que a la brevedad el centro abra sus puertas incluso los días sábado.

Asimismo, Rodríguez de Zúccaro expresó que anhela que en Pilares de Esperanza se puedan realizar más prestaciones y seguir aumentando el volumen de las atenciones, a la par que se pueda lograr la tan esperada ampliación.

En ese clima de alegría y optimismo, una paciente de apellido Morandini decidió plasmar públicamente su agradecimiento a todas las personas comprometidas con el Centro y a sus 52 empleados. De esa manera procedió a la lectura de un conmovedor poema que trata sobre “ilusionistas de la vida”, dedicado a sus profesionales.

Por su parte, el director Fabián Nápoli también destacó el recurso humano con el que cuenta el Centro, dado que considera que “en materia de recuperación es tan importante el aporte del conocimiento de un kinesiólogo como la amabilidad del portero”.

El encuentro finalizó con la tradicional torta (obsequiada por un paciente del Centro) y los presentes cantando con mucho entusiasmo el “feliz cumpleaños”.

 

5.000

atenciones por mes brinda hoy en forma mensual Pilares de Esperanza.

 

Comentarios