Quejas por la escasez de máquinas SUBE en estaciones de trenes

 En Pilar y Derqui funciona una máquina expendedora. Se forman largas filas. En las ventanillas suele caerse el sistema.

miércoles, 15 de agosto de 2012 · 00:00

Mientra se aceita el sistema y se busca que se asiente en forma definitiva, usuarios de la tarjeta SUBE han realizado diversas quejas por la escasa cantidad de máquinas expendedoras de boletos ubicadas en las estaciones de trenes, lo que provoca largas filas a la hora de sacar el pasaje.

Por ejemplo, en las estaciones del Ferrocarril San Martín de Pilar y Presidente Derqui funciona apenas una máquina expendedora. En diálogo con El Diario, el usuario Mariano Dolera confirmó que en Pilar “hay una sola máquina para sacar boleto a través de la SUBE, por lo que se forma mucha cola”. El hombre agregó que “a veces el tren está por salir, por eso quedan dos opciones: subir sin boleto o sacar el más caro, como si no se tuviera la tarjeta”.

A su vez, comentó que entre los pasajeros “se dice que van a poner dos ventanillas con el aparato, pero hasta ahora no lo hacen, por lo que sí o sí hay que hacer la fila en la máquina, porque en las boleterías te venden el boleto común. Tienen que habilitar más ventanillas para agilizar”, pidió.

Y añadió: “El problema también está en el que no sabe usarlo bien y tarda mucho, como en los cajeros automáticos”.

Por su parte, a través del programa Materia Prima (FM Plaza 92.1), César –vecino de Presidente Derqui- señaló que en la estación de trenes de su localidad “en la ventanilla hay atención por parte de los empleados del FFCC, con dos máquinas disponibles”.

Sin embargo, afirmó que “la semana pasada viajé lunes, miércoles y viernes y en la ventanilla avisaban que no tenían sistema, por lo cual teníamos que hacer la fila para no pagar los 4 pesos de ida y vuelta a San Miguel del boleto común, debiendo hacer la cola en la máquina, ya que hay dos pero solo funciona una”.

Usuario de SUBE, César indicó que “tengo la tarjeta pero no podía sacar en ventanilla, sólo se cobraba en efectivo, por eso en la máquina se juntaba una gran cantidad de gente”. A su vez, comentó que “estamos hablando de una estación de trenes, no debería quedarse sin sistema. Además, siempre está la ‘viveza criolla’, no podemos comprobar que sea cierto”.

En su caso particular, señaló que “salgo de trabajar y me voy a estudiar a la universidad, tuve que hacer la fila, pero otro día pagué el boleto caro, como si no tuviera tarjeta. Tienen que dar una solución, si uno hace la queja queda en la nada”.

De vuelta en Pilar, Marcos reconoció que “la última vez, soy sincero, no saqué pasaje y viajé sin boleto hasta Muñiz. Los guardas controlan cuando uno baja en la estación de San Miguel”. El joven expresó que “ya sé que hay que sacar, pero hay veces que no se puede: está saliendo el tren y todavía tenés 30 personas adelante”. Y agregó: “Uno tiene que estudiar o trabajar, y no se puede dejar pasar un tren para esperar el próximo, más si a veces sale tarde o no sale”.

Comentarios