Servicio técnico: la odisea de reparar un artefacto recién comprado

Los problemas que más se repiten son demoras en las entregas y la negativa a cambiarlos cuando están fallados. Se pierde tiempo y dinero. Se da sobre todo en LCD y aire acondicionados.
 
domingo, 12 de agosto de 2012 · 00:00

 

por Alejandro Benedetti

 

Cuando alguien compra un producto y viene fallado la reparación puede terminar en una verdadera odisea. Sin embargo, muchos consumidores no saben que la ley ampara al damnificado y generalmente se puede llegar a un buen final.

En los primeros siete meses de este año cientos de personas presentaron una denuncia con relación al incumplimiento en la entrega de algún artículo y/o servicios tanto en las Oficinas de Defensa del Consumidor, que funciona en la ciudad de Pilar, como en la Defensoría del Pueblo de Presidente Derqui.

 

Split y televisores

Adquirir un electrodoméstico siempre es gratificante. Claro, que las cosas pueden cambiar y para mal, al constatar que no funciona o hay que mandarlo a arreglar. Así empieza otro capítulo de una historia que suele pasarle a miles de damnificados. Con rapidez y entusiasmo la gente va al servicio técnico especializado. Pero la cruda realidad señala que entonces puede perder mucho tiempo, llamadas telefónicas y hasta un equivalente al costo del artefacto.

El problema es siempre el mismo, se adquiere un producto y al querer utilizarlo no desean esperar por algo que ya se abonó. ¿Cuáles son las situaciones más frecuentes? Según estadísticas de la Defensoría del Pueblo, el mayor índice de problemáticas aparece cuando se compra un electrodoméstico.

Por ejemplo, en el curso del 2012 ya hay -sólo en Derqui- 26 casos, mientras que en el resto de localidades del Partido son unos 51 más. El serio inconveniente puede ser tanto porque se prometió la entrega del artículo en 24 horas, por un producto fallado que no quieren cambiar, o porque una vez llevado al servicio técnico simplemente responden: “el repuesto tiene que llegar del extranjero”. Pero lo peor de todo es la insuficiente respuesta a la hora de informar sobre un desperfecto ya sea sobre un aire acondicionado tipo split, como en televisores LCD o LED: “Usted tiene la garantía, así que puede llamar al service que aparece allí y se lo arreglan enseguida”. Así el comprador comienza a internarse en un laberinto, casi, sin salida. Es que, generalmente, los técnicos autorizados por las fábricas se domicilian en otros distritos, mientras que los pocos cercanos están saturados de trabajo por los numerosos reclamos. “Y cuando la gente los llama les responden que tienen una espera de hasta 45 días”, comentó el encargado de la Defensoría derquina, Miguel Sei.

Ahora bien, por lo general el comprador lo hace instalar por técnicos particulares, y esa es otra excusa para la casa vendedora. Es que quien lo instala, al probarlo, ve que no funciona bien y entonces se niega a revisarlo “porque coherentemente le dicen al comprador que está en garantía y lo mejor es que llame al service oficial”, acotó Sei con respecto a la mayoría de los casos registrados.

 

Celulares

Otra cuestión similar sucede con los teléfonos celulares: “ya hay unas 150 quejas durante este año”, sumó el coordinador de la Defensoría del Pueblo de Derqui. Vale aclarar, que son cada vez más frecuentes las compras de estos productos por vía telefónica, lo que deja en una situación poco favorable a los consumidores. Aquí las problemáticas más comunes se originan primero por la falta de señal y en erróneas facturaciones después. Para el primer caso la empresa Claro está a la cabeza “los compradores no tienen señal y eso es porque esa empresa no tiene suficientes antenas retransmisoras en la zona”, fundamentó Sei.

Ahora bien, esas situaciones están bien reguladas en la oficina de Defensa del Consumidor de Pilar. Muchas veces, las leyes se cumplen cuando quienes las infringen deben pagar una penalidad, en este caso monetaria. En ese sentido Sei subrayó que la ley define un resarcimiento en concepto del daño directo en favor del consumidor del equivalente al uno por ciento (1%) diario por cada día de retraso en el cumplimiento de la o las obligaciones principales a cargo del proveedor. “Por eso, siempre se debe aprender a buscar soluciones por la vía de las denuncias ante los organismos correspondientes, dado que existen muchas leyes que protegen a los damnificados”, concluyó el funcionario público.

 



Lo que hay que saber

• En caso de compra a crédito o en cuotas, guarde los recibos de pago y al finalizar pida un libre deuda.

• El proveedor está obligado a suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee, y las condiciones de su comercialización. La información debe ser siempre gratuita para el consumidor y proporcionada con claridad necesaria que permita su comprensión. (Art.4)

• La garantía legal tendrá vigencia por tres (3) meses cuando se trate de bienes muebles usados y por seis (6) meses en los demás casos a partir de la entrega, pudiendo las partes convenir un plazo mayor. En caso de que el artículo deba trasladarse a fábrica o taller habilitado el transporte será realizado por el responsable de la garantía, y serán a su cargo los gastos de flete y seguros y cualquier otro que deba realizarse para la ejecución del mismo. (Art. 11).

• Exija siempre una copia del contrato que firme, no firme documentos con espacios en blanco, deben estar completos antes de firmarlos.

• Al firmar un contrato de adhesión (es decir contratos con empresas de medicina prepaga, teléfono celular, plan de ahorro, etc.) recuerde que al firmarlo además de derechos también adquiere obligaciones y el arrepentimiento posterior no lo libera de las obligaciones asumidas.

• Exija siempre facturas, presupuestos y constancias de orden de reparación, es indispensable para realizar su denuncia.

• Ninguna empresa de telefonía celular puede obligarlo a cambiar el plan unilateralmente.

 

 

Contacto 

Defensa del Consumidor de Pilar: Rivadavia 378, local 4 y 5. Teléfono 0230-4669200 int. 9320 Fax: 0230-4669220. e-mail: defensadelconsumidor@pilar.gov.ar. Horario de atención: lunes a viernes de 8 a 15.

 

 

Testimonio I
Estoy pagando pero no lo puedo usar

“Compré un LCD en Carrefour de Pilar, a los días veo que cuesta encenderlo desde el control remoto. Voy a Carrefour y me mandan a la garantía, el viaje me costó 60 pesos de remís. Ingresó el 18 de mayo y lo retiré el 26 de junio. Según ellos el problema era la falta de placa que venía desde la planta central. Pero la misma tarde lo pruebo, y seguía el mismo problema. Otra vez me mandaron a la garantía, y allí me dicen que lo tienen que remitir a fábrica. Hoy estoy pagando la tercera cuota de un producto que no pude usar”. Carlos Arenaza, Presidente Derqui.

 

 

Testimonio II
Seis meses esperando el split

“El 2 de febrero compré un aire acondicionado split en Frávega, pagué 2.799 pesos, la mano de obra de instalación otros 200, y luego 400 de materiales. Al otro día no daba frío. Llamé a la empresa que me lo vendió y a la de instalación, pero sin resultados. Me dieron vueltas desde el primer llamado, y luego me dieron fecha para 25 días después. Llamé a la empresa que me lo vendió haciendo el reclamo por defectos en la instalación y demora. Me dijeron que llame el jueves, el jueves que llame el martes, el martes que llame el viernes y así sucesivamente. En la firma de instalaciones me dijeron que el técnico iba a llamarme. Nunca llamó, y todos los días me dicen algo distinto. Desde que lo tenían como urgente y al otro día que no estaba en lista. Lo único que dicen es que era “un error de instalación”. En mi último llamado respondieron que vendría su técnico. Esperé desde las 8 a las 17. Llamé a las 19, ya no respondía nadie, y ya a las 20 no llegó. A seis meses de comprarlo no puedo usar el split nuevo porque no vino el técnico a arreglar su supuesta mala instalación”. Roberto Pérez, Presidente Derqui.

 

 

En los municipios
Proponen establecer máximos permitidos de ruidos urbanos

Un proyecto de ley bonaerense propone crear un Observatorio Provincial de Evaluación para establecer los máximos permitidos de ruido en cada actividad que los genere y fiscalizar que esos límites sean respetados.

La propuesta fue presentada en la Cámara de Diputados por el legislador del Frente para la Victoria Germán Cestona, y apunta a los ruidos provenientes de fuentes urbanas en los distintos municipios de la Provincia de Buenos Aires.

El diputado remarcó que “el ruido afecta seriamente la calidad de vida y también hace su aporte a los problemas auditivos que sufren las personas mayores”.

El proyecto pretende desarrollar una estrategia de trabajo con organizaciones, instituciones, centros de investigación y otras entidades para poder llegar al objetivo de implementar las pautas exigibles a cumplir.

De aprobarse la propuesta, el Observatorio tendrá entre sus misiones “elaborar un diagnóstico integral acerca de las consecuencias del ruido en los principales distritos, cuáles son los sitios o actividades con mayor nivel de vulnerabilidad y cómo esto afecta a la salud de la población y a la calidad de vida en general”.

También, “articular institucionalmente con los municipios, asistiendo a los distritos que lo requieran sobre el conflicto del ruido y sus consecuencias ambientales, sus afecciones sobre la salud y la calidad de vida de las personas, sin restar ni suplir las competencias específicas que en la materia detentan los municipios”.

 

 

Comentarios