Pilar dijo presente en la “Bandera más larga del mundo”

Con retazos de tela de todo el país se confeccionó una bandera de 27 kilómetros. Nuestra ciudad participó a través de un jardín. Se exhibió en la ciudad de Rosario.
viernes, 22 de junio de 2012 · 00:00

por Jorge Suárez

 

Con motivo de la conmemoración del Día de la Bandera, y más aún estando en el año del Bicentenario de la creación de la insignia patria, la ciudad de Rosario se vistió de celeste y blanco.

Todo el acontecimiento que la fecha requería fue muy especial porque el Proyecto Alta en el Cielo, la Bandera más larga del mundo, un trabajo creado por Julio Vacaflor allá por el año 1999, donde todo parecía imposible, en la jornada de 20 de junio de 2012 se hizo realidad.

Veintisiete kilómetros de tela color celeste y blanca armaron una bandera gigante, con el lema “la gente une la tela y la tela une a la gente”.

Retazo por retazo, llegados de diferentes puntos del país y del mundo desembarcaron a Rosario para que un grupo de gente uniera esos colores y armara e hiciera realidad un sueño.

 

Historia

 Como no podía ser de otra manera, Pilar dijo presente en este acontecimiento. La culpable, una docente: María Fernanda Bellin Bonilla, que allá por el año 2004 trajo la idea a Pilar y más precisamente al Jardín de Infantes Nº 901. Allí empezaron a coserse los primeros retazos de tela. Luego, varias instituciones de nuestro distrito se hicieron eco de esta “locura” y consiguieron unirse.

Este sueño, de a poco se iba transformando en realidad, pero como siempre, piedras en el camino fueron impidiendo que esto se fuera mostrando por todo el distrito de Pilar. A pesar de los contratiempos la gente se fue uniendo y la “locura” de María Fernanda fue recorriendo y desfilando en varias localidades pilarenses.

Ni el viento, ni la marea, “ni la nieve” caída en Pilar el 9 de julio de 2007, fueron impedimentos para que la celeste y blanca recorriera las calles del distrito.

Los veteranos de la Guerra de Malvinas de Pilar fueron quienes siempre estuvieron codo a codo con este proyecto, inclusive acompañaron los 200 metros que desde Pilar viajaron a la ciudad de Rosario.

Este 20 de junio la ciudad rosarina, el Monumento a la Bandera, las orillas del río Paraná, eran un solo emblema, la Bandera más larga del mundo. Así fue que las emociones vividas en esa jornada quedarán guardadas en la retinas de de quienes estuvimos allí.

Ver a chicos, adolescentes, abuelos y a todo el mundo tomando un pedacito de esta inmensa bandera para hacerla brillar bajo el cielo celeste y el sol que iluminaba la mañana rosarina.

En verdad la locura de Vacaflor, en su momento, la locura de esta docente de Pilar, otro tanto, dieron sus frutos y una vez más quedó demostrado que cuando uno se propone algo, se puede conseguir, con esfuerzo, por supuesto, pero si todos nos concientizáramos, qué fácil sería.

Esperemos que esto siga, a pesar que era un proyecto que terminaría con el bicentenario de la creación de nuestra bandera, pero el país entero sigue enviando sus pedacitos de celeste y blanco para que continúe.

Verdaderamente las emociones fueron muchas, las sensaciones, también, esto significa que el amor por la celeste y blanca es infinito, por eso este proyecto también tiene que serlo.

Comentarios