Rossiados en Junín

Matías Rossi ganó la 5ª final del año bajo la lluvia y festejó por primera vez con el Mondeo. “No se nos daba, pero se dio y estoy muy feliz”, dijo el Granadero. Fue su 2º triunfo en la categoría.
martes, 19 de junio de 2012 · 00:00

Matías Rossi saldó una de las pocas cuotas pendientes que le quedaban en el año. Este fin de semana, en el Autódromo “Eusebio Marcilla” de Junín y bajo una intensa lluvia, el delvisense consiguió su primer triunfo del año en el Top Race V6.

Se impuso de punta a punta en la 5ª fecha del año y 2ª de la Etapa Otoño, y por primera vez en su carrera subió a lo más alto del podio representando a la marca Ford.

Era el hito que le faltaba, después de un inicio alentador en las otras dos grandes categorías del automovilismo nacional: Turismo Carretera y Súper TC 2000. Y lo consiguió en una carrera atípica por la lluvia y, precisamente, en el mismo escenario en el que el agua frustró su primer intento de victoria en el arranque de la temporada.

Rossi dominó a lo largo de todo el fin de semana, con piso seco, y no mermó su ritmo en una final pasada por agua.  El sábado se quedó con la pole en la clasificación,  consiguiendo el mejor tiempo en los grupos y luego asegurando ese lugar de privilegio en la vuelta lanzada de la súper clasificación.

Todo hacía vaticinar un buen domingo. En la carrera clasificatoria sostuvo el liderazgo pese al ataque de Agustín Canapino (Mercedes) y se aseguró la mejor posición de largada para la final, que se postergó por la tormenta.

La final. Después de una hora de retraso se puso en marcha la carrera y, en la largada, Canapino atacó a Rossi, tal y como lo había hecho en el Súper Sprint. Pero el Granadero se mantuvo al frente y ambos se separaron del resto en una pelea de dos. Después, el liderazgo de Matías sólo estuvo en duda con varios ingresos del auto de seguridad.

“Se dio, estoy muy contento y feliz. Esta victoria es para mi papá que vino y me acompañó en el día del padre, para todo el equipo PSG16 que han hecho un trabajo impecable y la verdad que siento que es una victoria que la necesitábamos”, mencionó Matías.

El Granadero destacó que sirvió para cristalizar los buenos resultados parciales que venía teniendo. “Es merecida por el potencial que tuvimos todo el año. No se nos daba, las carreras siempre hay que correrlas. En esta carrera funcionamos muy bien en el seco, cuando vi que llovía no era la situación que queríamos”, comentó.

Además, sobre lo particular de la carrera por la lluvia, el Misil sostuvo que “el agua siempre es peligrosa”. “Podés perder el auto en cualquier momento, pero llegó y estoy muy feliz”, dijo al conseguir su segunda victoria en 39 carreras en la categoría.

El bicampeón Canapino se subió al segundo escalón del podio, a 13 segundos del ganador, y el otro piloto del Sportteam, Facundo Ardusso (Mercedes), completó el podio de Junín. Marcos Di Palma (Passat) finalizó cuarto, seguido por Gustavo Tadei (Cruze), Rafael Morgenstern (Mitsubishi), Ariel Pacho (Mercedes) y Matías Rodríguez (Mondeo). Mientras que José María López (Passat) y Brian Smith (Mondeo) completaron las diez posiciones principales.

La próxima fecha, que se disputará del 13 al 15 de julio en el Autódromo Ciudad de La Rioja, marcará el epílogo de la Etapa Otoño. Allí se conocerá quiénes sacarán boleto para la Etapa Final, la que define el título. Por lo pronto, Matías ya dispone de un lugar en la misma por el 6º puesto en la Etapa Verano.

 

Comentarios