Quejas de pasajeros por el servicio de la línea 511 que va a Manzanares

Los usuarios reclaman por la baja frecuencia. A la mañana las unidades funcionan cada 40 minutos. Desde el Municipio piden refuerzos a los empresarios e instan a realizar las denuncias.
miércoles, 13 de junio de 2012 · 00:00

Programar una actividad, llegar puntual al trabajo o acudir a tiempo al hospital ante una urgencia pueden dejar de ser cuestiones corrientes de la vida cotidiana para volverse metas inalcanzables si el interesado es un usuario de transporte público local.

La baja frecuencia de ciertos recorridos, así como la tendencia de las empresas de colectivos a no respetar los horarios establecidos, son cuestiones cotidianas que diariamente se traducen en quejas que resuenan con fuerza en las paradas de ómnibus.

Tal es el caso de la línea 511 de la empresa Ruta Bus, más precisamente el ramal que une la estación de trenes de Pilar con Manzanares.

Reflejo de esto es el malestar que a diario se repite en la parada ubicada en la esquina de San Martín y ruta 8 donde en horarios matutinos la espera habitual puede superar los 40 minutos.

“Estuve esperando desde las 7.55 hasta las 8.40 el colectivo para llegar a Manzanares”, contó Fabio, vecino de Pilar, a El Diario, y sumó a su queja la situación de “mujeres con bebés que con el frío tuvieron que esperar con el bebé tapado con una frazada”.

Según el hombre, en el tiempo de espera pasaron por la mencionada esquina dos colectivos de la misma línea pero del ramal que se dirige a Golfers. En tanto que según los testimonios recogidos en el lugar, la misma situación se vive a primera del día, antes de las 7 de la mañana.

A su vez, en cuanto al desorden de los horarios apuntó que una vez en Manzanares, “de 10 a 11 de la mañana pasó uno atrás del otro, literalmente”.

De acuerdo a lo expresado por otros vecinos de la zona que utilizan habitualmente el servicio, la frecuencia es la misma que tenía lugar hace 13 años, cuando el crecimiento demográfico de Pilar apenas empezaba a vislumbrarse.

 

Voz oficial

Consultado por esta situación, el director de Transporte Carlos Chanteiro, reconoció que la frecuencia del colectivo de la línea 511 que ingresa a Manzanares es de 40 minutos, dado que ese tiempo “es lo que tarda en dar la vuelta el colectivo”.

No obstante, aseguró que desde el área le solicitaron a la empresa que agreguen una unidad más en los horarios pico, como el de la mañana.

En cuanto a la línea 511, hasta el año pasado la empresa contaba con 23 unidades divididas en seis ramales distintos. Entre ellos, los que llegan hasta La Lomita, Agustoni, Pilarica, Luchetti y Carabassa.

En este sentido, el funcionario aseguró que la mayoría de las empresas comunales trabajan con cuatro unidades por hora, o sea, con una frecuencia que no debería sobrepasar los 15 minutos.

Sobre la posibilidad de ajustar las frecuencias a la demanda de una población cada vez más numerosa, el director del área explicó que la modificación del piso de cada empresa se realiza a través del Concejo Deliberante. A su vez debe contar con el visto bueno de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte.

Para darle más celeridad al asunto, el funcionario explicó que en estos casos se opta por solicitarles directamente a los empresarios de manera informal un refuerzo en determinados ramales. “Lo hacemos generalmente con los recorridos que van a las escuelas para que los chicos lleguen a horario, esa es la prioridad”, afirmó.

Según Chanteiro, son seis los inspectores del área de Transporte más el jefe de los mismos, quienes diariamente trabajan en la calle controlando el transporte público. Y sobre este tema, reconoció que son habituales las multas que se labran por mal cumplimiento del servicio.

Tanto es así que animó a los usuarios a acercarse al área para radicar denuncias concretas como incumplimiento de horarios o maltrato por parte de los choferes.

 

Comentarios