"El ruido lo vamos a tener dentro de 60 días"

Lo afirmó la vicepresidenta de Bedson debido a la imposibilidad de exportar durante todo el mes de mayo. No obstante, reconoció que celebraron como una fiesta la noticia de que pueden volver a trabajar.
miércoles, 13 de junio de 2012 · 00:00

Finalmente, tras más de un mes de incertidumbre el laboratorio de productos veterinarios Bedson, ubicado en La Lonja, podrá volver a exportar su producción. La noticia fue confirmada por Alicia Romero de Colusi, vicepresidente de la firma al programa radial Materia Prima (FM Plaza 92.1).

“Ayer hemos recibido el Boletín Oficial avisándonos que los 180 días que habíamos pedido se concedieron”, confirmó la directiva. En este sentido, explicó que “le habíamos explicado a la Secretaría (de Comercio Interior de la Nación) que no podíamos trabajar con 90 días dada la lejanía con los países que operamos”.

Ahora, el desafío del laboratorio pasa por “recuperar los pedidos que se han bajado”.

En cuanto a las consecuencias de la traba a las exportaciones, o el “mayo negro” como ella lo llama, reconoció que “el ruido lo vamos a tener muy fuerte dentro de 60 días porque en mayo no hemos exportado nada”.

No obstante, aclaró que “el mes de mayo se pagó el sueldo y junio se le va a pagar igual”, aunque “quizás tengamos que desplazar el aguinaldo”. De todos modos confirmó que no se reducirá el personal.

“Tenemos como política que el personal es la parte mas importante del laboatorio”, remarcó.

La vicepresidenta de Bedson reconoció que la noticia se vivió como una fiesta en la planta y con optimismo, afirmó: “creíamos en esto que nos pasó, que el Gobierno nos iba a escuchar y nos iba a dar una solución”.

Solución
Una resolución firmada por el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y publicada ayer en el Boletín Oficial, incluye a Bedson entre las empresas que serán exceptuadas de la obligación de liquidar las divisas fruto de sus exportaciones en los 30 días posteriores a haber remitido el embarque.

Ahora, la firma local volverá a contar con un plazo de 180 días, el mismo que tenía antes de la resolución 142, que acortaba los plazos y que, por lo tanto, había obligado a frenar las exportaciones de la compañía.

Es que de acuerdo a las explicaciones de sus autoridades, el plazo de 30 días para liquidar los dólares se hacía imposible en un mercado que suele manejarse con plazos muy superiores para efectuar los pagos.

 

Comentarios