El “Hogar del Milagro” cerró y 16 chicos fueron trasladados

Lo decidió la Provincia debido a la incapacidad de las autoridades de contener a los niños. Afirman que volverán a abrirlo cuando se reorganice el lugar. Los chicos fueron trasladados a otros hogares.
viernes, 1 de junio de 2012 · 00:00

A menos de un mes de que el hogar de niños San Cayetano tomara la determinación de cerrar sus puertas, una nueva institución destinada al resguardo de los menores deja de funcionar. Se trata de “Hogar del Milagro”, cuyos residentes –unos 16 chicos menores a 12 años- ya fueron trasladados a otras entidades.

La determinación fue tomada por la Secretaría de Niñez de la Provincia, organismo que tiene la facultad de controlar este tipo de instituciones, debido a la imposibilidad de las personas a cargo del hogar de brindar la contención adecuada, lo que derivó en situaciones que ponían en peligro la integridad de los chicos.

La información fue dada a conocer durante el día de ayer por la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia de la Municipalidad. Si bien aclararon que el Municipio no tiene injerencia en la decisión del cierre o reapertura del hogar, como tampoco en el destino de los menores, sí brindó apoyo logístico para realizar los traslados que se concretaron el miércoles por la noche.

“Había desbordes, los vecinos nos llamaban diciendo que los chicos estaban deambulando por el barrio, había situaciones que ponían en peligro la integridad física de los chicos”, explicó Soledad Iraizoz, secretaria de Niñez.

“Son nenes con dificultades en su hogar –continuó- y los hogares tienen que ser capaces de contenerlos, evidentemente la institución tenía ciertas dificultades y desde la Provincia ayer se decidió que lo mejor para la integridad física y psicológica de los chicos era el traslado a otras instituciones”.

No obstante, la funcionaria aclaró que “esto no significa que el hogar se cierre, desde Provincia van a propiciar algunos cambios acordados con las autoridades del hogar”.

En el lugar trabajaban hasta el miércoles un equipo técnico de profesionales, cuidadoras y voluntarios. El número de empleados del lugar no trascendió, aunque como explicó Iraizoz “no tiene que ver con la cantidad de personal sino con la pericia para contener a los chicos con estas características”.

 

Funcionamiento

 

Con más de 20 años de trayectoria, el “Hogar del Milagro” albergaba en la actualidad a 16 chicos menores de 12 años en situación de riesgo (14 de ellos pilarenses), entre los que hay varios grupos de hermanos. 

Todos llegaron a la institución a raíz de situaciones extremas de vulneración de sus derechos, tales como violencia, abuso o porque sus padres estaban involucrados en actividades delictivas.

La institución está dirigida por una ONG y los chicos reciben becas por parte de la Provincia de Buenos Aires. El representante legal del hogar es el sacerdote Fernando Crevatín de la capilla de Peruzzotti. Hasta hace dos años, el hogar era manejado por religiosas.

“Los vecinos lo que acotan es que desde que no están más las hermanas en el hogar empezó a modificarse el trabajo. Los chicos tenían toda una organización, los llevaban al medico, iban a misa, desde la no participación más de esta congregación cambió de dirección y ahí se produce el quiebre”, precisó Alejandra Pagani, directora de Acción Social del Municipio, para agregar que “hubo un desborde institucional que no se pudo manejar”.

En este sentido, durante los últimos días nueve de los chicos del hogar se ausentaban transitoriamente del hogar y permanecían todo el día deambulando por la calle para volver a la institución a la noche.

En la actualidad, los niños permanecen en hogares en los municipios de San Martín y San Isidro y, según las funcionarias locales, “la Provincia está priorizando no separar los grupos de hermanos, hasta tanto la institución pueda organizarse y volver a armar un equipo”.

Precisamente, según señalaron desde el Municipio, la intención de las autoridades de Niñez bonaerense es que el cierre del hogar sea transitorio hasta tanto se den las condiciones para volver a trabajar. Sin embargo, el regreso de los chicos será determinado por los juzgados que intervienen en cada caso.

Asimismo, en cuanto al destino de los chicos, Iraizoz afirmó que “hay chicos que ya estaban en situación de adoptabilidad, son cuestiones muy puntuales que las vamos a ir puliendo con Provincia”.

Cabe recordar que durante el año pasado los chicos afrontaron una situación traumática a raíz de un incendio que afectó a buena parte de la institución local.

Como consecuencia del siniestro, se organizaron colectas que tuvieron una importante respuesta por parte de la comunidad.

 

Segundo cierre en menos de un mes 

El cierre temporal del “Hogar del Milagro” se suma a una desfavorable estadística: es el segundo en menos de un mes que se ve obligado a dejar de funcionar.

 

A mediados de mayo se dio a conocer la noticia del cierre del hogar San Cayetano que albergaba a 14 chicos que fueron trasladados a otras instituciones. El problema, en este caso, radicó en la falta de fondos para el sostenimiento del lugar. La situación generó una rápida reacción por parte de la comunidad que se manifestó en varias oportunidades en la puerta de la Iglesia. Finalmente, desde la parroquia local confirmaron que a través de una nueva comisión directiva proveniente de Cáritas, el hogar volverá a abrir. No obstante, el regreso o no de los chicos que vivían en el hogar está, una vez más, en manos de los jueces y sujeto a la burocracia. 

 

Comentarios