Una escuela creó una base de datos para la donación de sangre

La iniciativa se puso en marcha este año en el Instituto Verbo Divino. “Donar sangre es un acto de amor al prójimo”, afirma el director pastoral. Es abierta a la comunidad.
sábado, 26 de mayo de 2012 · 00:00

Con el objetivo de brindar respuestas rápidas a la comunidad en casos de urgencia, el Instituto Verbo Divino puso en marcha la creación de una base de datos de presuntos donantes de sangre, propuesta que no se limita a la comunidad educativa de la escuela, sino que es abierta a la comunidad.

Así, ante determinadas situaciones, la gente puede acudir al colegio, desde donde la contactarán con miembros de la base de datos que podrían llegar a ser compatibles.

La idea fue aportada a la escuela por el sacerdote Saju George, director pastoral a partir del presente ciclo lectivo: “Cuando trabajé en otros colegios, más precisamente en Rafael Calzada, noté que -ante alguna necesidad- siempre hay que salir desesperadamente a buscar sangre de determinado grupo y factor. Por eso, pensé que la situación se podría ordenar un poco, haciendo un censo entre la comunidad educativa. Resultó una buena prueba”.

Oriundo de India, tras una estadía en España –donde completó la licenciatura en Teología Espiritual-, el sacerdote comenzó a desarrollar sus acciones en el colegio pilarense, entidad con 65 años de historia. Casi de inmediato, puso manos a la obra para retomar su idea de conformar una base de datos de potenciales donantes de sangre.

“Desde que comenzaron las clases empezamos a diseñar el registro junto a los directivos –indicó a El Diario-, partiendo de un principio evangélico de amor al prójimo: donar sangre es una manifestación de amor hacia el prójimo, un acto de nobleza… Además, es algo que está al alcance de muchas personas”. Y agregó: “La idea es que el colegio sea un nexo entre los dadores y los receptores. Ya respondieron positivamente muchas familias, tenemos alrededor de 350 inscriptos”.

 

Llamado

El registro no está limitado a los alumnos y sus familias, sino que también es abierto para el resto de la comunidad, ya sea para quien necesite sangre o bien quiera donar. Sin embargo, los datos no se divulgan tan fácilmente: Saju explicó que “la lista está en la escuela, y si aparece alguien que dice necesitar dadores de sangre, primero se comprueba que efectivamente sea así. Una vez que todo está correctamente chequeado, recién en ese momento se facilita el contacto con el o los presuntos donantes”.

Además, en el proyecto están trabajando integrantes del departamento de Matemáticas, quienes junto a los alumnos diseñan planillas y elaboran datos estadísticos. Las listas tienen nombre, grupo sanguíneo y datos de contacto. Eso sí: estos últimos son reservados, solo conocidos por los adultos.

“Estamos en una etapa de armado –comentó-, creo que a mediados de junio vamos a estar más organizados”. Para sumar interesados, se enviaron notas a las familias contando la iniciativa. Saju es optimista: “La cantidad hasta ahora es muy buena, y seguirá creciendo”.

 

Contacto 

Los interesados en formar parte de la base de datos de dadores de sangre, o bien aquellos que necesiten donantes, pueden contactarse con el Instituto Verbo Divino (ruta 25 y Panamericana) al 0230-4428760.

Comentarios