Los hombres del trabajo incansable

domingo, 7 de octubre de 2012 · 00:00

“Hace cuatro años fui a hacer la prueba de volver pero no me adapté”, afirma Cristóbal Alejo, boliviano y residente en Pilar desde hace más de dos décadas, fundador en el año 2000 de la colectividad 2 de septiembre (300 socios y que luego dio lugar a la cooperativa de agricultores) y actualmente a cargo de la presidencia de la Federación de Comunidades.

Acostumbrados a cuidarse las espaldas entre ellos, hombres de trabajo incansable bajo el rayo del sol, fundaron hace años atrás una cooperativa de agricultores para comercializar sus productos en el mercado ubicado al inicio de la ruta 25.

“En esa época todavía había poca gente en Pilar pero nos fuimos conociendo todos”, cuenta el alma mater de la iniciativa.

Entendiendo las fiestas como una de las formas más efectivas de seguir manteniendo la identidad, las mismas se organizan en torno al calendario boliviano. En cuanto a la dinámica, Alejo explica que “después del acto cívico hay un baile folclórico, música y comida típica”. Sobre el último punto destacó el picante de pollo y aseguró que las puertas están abiertas a todo pilarense ajeno a la colectividad.

Los carnavales en honor a la Pachamama son otra fiesta imperdible para quienes quieran conocer más acerca de otras culturas que conviven en nuestro territorio.

Para el responsable, “ya pasó esa época”, la de la discriminación, y tal es la integración que hasta se anima a pensar en la posibilidad de votar para presidente en la Argentina.

“Qué mejor que poder votar para presidente, nosotros estamos totalmente integrados, ojalá salga”, anheló.

Comentarios