A 10 años del crimen Carrascosa dice que vive “un calvario”

Lo expresó a través de una carta escrita desde el penal de Campana. Insiste con que hay pruebas que no se investigaron a fondo. Y habla de “falencias gravísimas” de la Justicia.
 
domingo, 28 de octubre de 2012 · 00:00

Carlos Carrascosa, condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa, María Marta García Belsunce, en el country Carmel de Pilar en 2002, dijo a través de una carta desde la cárcel, al cumplirse ayer 10 años del crimen, que vive un “calvario” por “pagar por lo que otro hizo”.

El viudo, a la espera de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva su pedido de absolución presentado en septiembre, insistió con su inocencia e hizo un “pedido desesperado” para que las pruebas existentes en la causa se investiguen “a fondo”.

En su carta, Carrascosa señala: “Hoy (por ayer) ya hace 10 años que murió María Marta y no se sabe quién la mató. Es una situación desesperante, acá adentro, en una cárcel  de máxima seguridad, por un crimen que no cometí y la Justicia como conformada por tener un inocente preso”.

A continuación sostiene: “No le deseo a nadie el calvario que estoy viviendo, pagar por lo que otro hizo, y nada menos que por el homicidio de la mujer que más quise en mi vida, junto con mi madre. Mi compañera, mi esposa, mi amiga. Era todo para mí”.

En la misiva, el viudo brinda detalles de su vida junto a María Marta y destaca: “Tuvimos la desgracia de no poder tener hijos, y eso, en lugar de separarnos, nos unió todavía más. Cuidábamos el uno del otro, habíamos construido nuestro hogar, nuestro rincón, allá en Carmel, como la cumbre de nuestros deseos. Y fue justo allí, en medio de nuestra plena felicidad, que ella fue asesinada”.

Respecto al proceso judicial expone que “Fui a juicio, salí absuelto por fallo unánime, no hay pruebas contra mí, e inéditamente dos años después un Tribunal de Casación, sin prueba nueva, solo convalidando una teoría absurda del fiscal, y sin ordenar la renovación del juicio oral, como debía, me condena a cadena perpetua”.

“Hoy en día  –continúa- sigo en prisión, después de más de tres años, con el agravante de que no tuve lo que todo habitante tiene derecho de acuerdo a nuestra CONSTITUCION NACIONAL, una segunda instancia. Efectivamente, la corte bonaerense no entró a revisar la causa, rechazó el recurso por una ‘cuestión formal’, consistente en el nombre equivocado dado al recurso, cuando mi abogado de ese entonces volcó en trescientas páginas todos los agravios y falencias gravísimas que contenía el fallo de casación, que la Corte bonaerense no quiso atender ni tratar”.

A su vez, Carrascosa lanza una serie de preguntas: “¿Por qué todo este ensañamiento, por qué aquellos que deben investigar no lo hacen, aquellos que deben revisar la causa tampoco lo hacen? ¿Es posible que con todo este tiempo perdido de inoperancia en la investigación y en llegar al fondo de la cuestión se beneficie alguien? Son preguntas que todos los días me vienen a la mente. Ya faltan solo dos años para que la causa prescriba, y cuando llegue el 28/10 del 2014, el asesino de ‘la negra’ se reirá de mí y también de María Marta”.

En la extensa carta dada a conocer por Carrascosa desde la cárcel lanza un pedido “desesperado a quienes tienen el poder para investigar a fondo e ir al fondo de la cuestión”, y vuelve a insistir con las manchas de sangre halladas en la casa de las que jamás se supo a quién pertenecen: “No se olviden que hay tres ADN en la escena del crimen que no se sabe de quién son, uno de ellos mezclado con la sangre de MARIA. La propia Justicia dijo que hay autores no individualizados, y no hizo NADA por encontrarlos, salvo un pedido de recompensa. Son esos los verdaderos autores y no yo”.

Sobre este aspecto insiste: “Hay en la causa pruebas científicas que descartan con un rigor incuestionable que yo hubiese sido el autor de la muerte de mi esposa, y se las desdeña por completo. Ella no es merecedora de semejante actitud, ella siempre creyó en la Justicia, QUE LA JUSTICIA NO LA DEFRAUDE”.

Por último señala: “Por favor, que el asesino tenga nombre y apellido, que no es el mío. Así volveré a creer en la Justicia. Carlos Carrascosa”.

 

Tres frases

 • “No le deseo a nadie el calvario que estoy viviendo, pagar por lo que otro hizo, y nada menos que por el homicidio de la mujer que más quise en mi vida”.

 •  “¿Por qué todo este ensañamiento, por qué aquellos que deben investigar no lo hacen, aquellos que deben revisar la causa tampoco lo hacen?”

 • Ella (María Marta) no es merecedora de semejante actitud, ella siempre creyó en la Justicia, QUE LA JUSTICIA NO LA DEFRAUDE”. 

Comentarios