Científico pilarense lleva su conocimiento a Francia

Paulo Maffía obtuvo una beca para trabajar en el Instituto Pasteur de París. Es uno de los sitios más prestigiosos del mundo. “Es importante por lo que voy a aprender”, se entusiasma.
viernes, 13 de enero de 2012 · 00:00

En lo que será sin dudas uno de sus puntos más altos en su carrera como profesional, el científico pilarense Paulo Maffía ha sido acreedor de una beca que dentro de unas semanas lo depositará en Francia, para desarrollar sus investigaciones en uno de los sitios más prestigiosos del mundo: el Instituto Pasteur de París.

En entrevista con El Diario, el científico de 35 años explicó que el contacto se generó “en 2010, cuando se realizó en el país el Congreso Franco-Argentino de Inmunología, en el cual nos reunimos varios científicos de ambos países. Allí estuvo el investigador Jean-Michel Sallenave, quien trabaja en el Instituto Pasteur de París con su grupo”.

El francés “está trabajando en péptidos inmunomoduladores y antimicrobianos” ¿Traducción? “Unas proteínas que produce el organismo y tienen actividad bactericida y antiinflamatoria: nosotros las producimos en la saliva, por eso los animales se lamen las heridas, como antiinflamatorio”. Precisamente, Maffía y su grupo estaban investigando algo similar, por lo que acordó sentar las bases para un intercambio, que se concretará con el viaje de Paulo, a fines de febrero, en principio por tres meses.

“Como soy investigador asistente del CONICET, el Consejo de Investigaciones Científicas tiene un plan de becas para estadías de investigación en el exterior. Presenté un proyecto junto con la gente de Francia y me seleccionaron para financiarme el viaje. En principio son tres meses, con el traslado y la estadía financiados”.

En la ciudad de la torre Eiffel realizará un trabajo en conjunto en el área, planteando posibles colaboraciones en el futuro. “Vamos a trabajar, en principio, en el estudio de estos péptidos (proteínas pequeñas) y su actividad antimicrobiana, en particular para un tipo específico de bacteria vinculada al desarrollo de, por ejemplo, neumonías. Veremos si estos péptidos tienen algún tipo de actividad en cuanto a la destrucción de esta bacteria”.

Ante la inminencia del viaje, Paulo afirma que “para mí es muy importante, por las técnicas nuevas que voy a aprender, en uno de los institutos de investigación más importantes del mundo (por ejemplo, allí se descubrió el HIV)”.

Además, aclaró que “el laboratorio de Sallenave es de ‘ciencia básica’, se plantean hipótesis y se trata de demostrarlas. En Argentina sí tenemos un proyecto de desarrollo científico aplicado: hoy en día estoy haciendo investigaciones en el Instituto Malbrán para desarrollar antibióticos, cremas o ungüentos para el tratamiento de heridas en pacientes que pasan mucho tiempo en hospitales, que es donde se encuentra la mayor cantidad de brotes de bacterias resistentes a los antibióticos”.

Paulo Maffía, con un pie en el avión, lleva su capacidad a Francia y espera volver con las valijas llenas de conocimientos para poder aplicarlos en su regreso al país.

Comentarios