En la calle, alumnos reclaman que no se cierre un profesorado

Pertenecen al Instituto de Formación Docente Nº 51. Reparten volantes y preparan clases públicas. Piden que no anulen la carrera y que se construya un nuevo edificio para el establecimiento.

jueves, 29 de septiembre de 2011 · 00:00

 

Los alumnos reclaman un nuevo edificio para el profesorado.

 

Estudiantes del Instituto Superior de Formación Docente Nº 51 mantuvieron el martes una asamblea después de conocerse la propuesta que los directivos elevaron a las autoridades provinciales de cerrar la carrera de Historia por exceso de oferta de profesores.

En el encuentro, del que participaron además militantes del Frente de Izquierda incluso el propio candidato a intendente por el espacio, Carlos Cornejo, se decidieron varias medidas de protesta entre ellas una volanteada en el centro de Pilar y el dictado de clases públicas.

Entre los reclamos que se plantearon en la asamblea del centro estudiantil, sonó con fuerza la necesidad de trasladar el instituto a un nuevo edificio, teniendo en cuenta que en la actualidad los alumnos comparten las instalaciones de la esquina de Rivadavia e Yrigoyen con la Escuela Nº1.

 

Historia

Los conflictos puertas adentro de la institución se iniciaron cerca de un mes atrás, cuando trascendió la decisión adoptada por el Consejo Académico de solicitar ante la Dirección de Cultura y Educación provincial en La Plata, el cierre del profesorado de historia a partir del 2012.

La iniciativa estuvo basada en un relevamiento realizado en la zona que supuestamente reveló un colapso en el mercado de profesores de Historia en Pilar.

A comienzos de esta semana los alumnos volvieron a reunirse con los directivos y en este sentido, Pablo Lezcano explicó a El Diario que “quedaron en darnos una respuesta antes de diciembre que es cuando se publicitan las nuevas carreras”.

Así, contó que si bien “los directivos siguen defendiendo su postura”, debido a la presión ejercida por los alumnos las autoridades volvieron a recurrir a La Plata para “volver atrás el proyecto”.

“Fue muy buena la movida de todos los alumnos del instituto”, destacó Lezcano, para agregar que aguardan por la respuesta que ahora sólo depende de las autoridades provinciales.

No obstante, Laureano Morales, otro de los alumnos de la institución se mostró algo más escéptico respecto a la resolución del problema.

“Es muy difícil que en La Plata se pongan a evaluar porque la propuesta fue que se cierre y lo más probable es que pase eso”, afirmó.

Desde que comenzó a dictarse hace 5 años, apenas 5 alumnos han conseguido el título del profesorado. Sucede que la mayoría de los estudiantes que asisten son adultos ya insertos en la vida laboral, lo que les impide finalizar la carrera en los tiempos académicos mínimos estipulados.

Es por esto que, si bien las autoridades se comprometieron a que todos los alumnos que actualmente estén cursando la carrera tendrán garantizada la finalización de la cursada en Pilar, en el caso de que se arrastren materias de años anteriores, éstas deberán rendirse en municipios vecinos.

 

Edificio propio

Con más de 30 años de trayectoria en el centro de Pilar y cerca de 900 alumnos, el Instituto Superior de Formación Docente arrastra al menos desde hace 20 años reclamos inherentes a las deficiencias edilicias.

Éste fue el tema preponderante en la última asamblea estudiantil de la que participaron alumnos de las cinco carreras (Lengua, Historia, Biología, Educación Inicial y Primaria) que pertenecen al centro.

“El punto en común de las diferentes carreras es el edificio propio que se viene reclamando desde hace 20 años”, señaló Lezcano. Tanto es así que este año los alumnos del profesorado de Educación Inicial debieron trasladarse a las instalaciones de la Escuela 26, sobre la calle Belgrano, para tomar sus clases.

El establecimiento ya contaría con un predio cedido para la construcción de un edificio propio aunque los fondos estarían lejos de ser asignados por parte del Gobierno provincial.

Por este motivo, los alumnos iniciaron ayer por la tarde una serie de medidas de protesta pacíficas como el reparto de volantes en el centro de Pilar y la organización de clases abiertas en la plaza 12 de octubre.   

 

Dónde está el consejero

Aunque no resultó extraña para los estudiantes que participaron de la asamblea estudiantil la ausencia de varios de sus compañeros, sí lo fue la de Damián Espíndola, teniendo en cuenta su doble carácter de alumno y consejero escolar.

Resultaba esperable que dada su cercanía con el Gobierno provincial debido a su función pública pudiera acercar alguna respuesta –o al menos un panorama más concreto sobre los dos pilares fundamentales de los reclamos: el estado del trámite para la construcción del edificio propio y el cierre de la carrera que él mismo cursa desde hace varios años.

Sin embargo, el consejero no estuvo presente en la reunión efectuada el último martes. 

Comentarios