“La idea no es dar lo que sobra sino potenciar tus recursos”

En el Día Internacional de la Cooperación, desde la Red Solidaria analizaron la situación de la solidaridad en Pilar. Afirman que los habitantes de barrios cerrados están entre los más solidarios.
martes, 5 de julio de 2011 · 00:00


Como cada 5 de julio, hoy se celebra un nuevo Día Internacional de la Cooperación. Según las estadísticas nacionales, un 10% de la población es voluntaria en algún tipo de acción solidaria y aunque no existen registros precisos a nivel local, quienes trabajan en actividades de este tipo en Pilar aseguran que es sorprendente el nivel de compromiso en este sentido en el distrito.

“Si digo que hay muchísima gente que ayuda me quedo corta”, afirmó Gladys Peró, una de las siete voluntarias pilarenses de la Red Solidaria que además es una de las responsables de un centro de asistencia comunitaria en el barrio Sala de Del Viso.

Allí, como ella, entre 35 y 40 personas ponen su tiempo en función de las necesidades de chicos y familias de bajos recursos, brindando educación, apoyo escolar, desayuno y merienda.

En cuanto a la conducta solidaria de los pilarenses, Peró aseguró que “es muy grande el rebote de lo que pasó en el 2001, quedó muy asentado en los colegios de la zona y hoy se sigue replicando, hay muchos chicos que hoy siguen actividades solidarias en muchas organizaciones”.

En este sentido, explicó que los hábitos de cooperación comenzaron a configurarse en la crisis del 2001, cuando coincidió la llegada de la mayor oleada de habitantes que llegó a radicarse a los countries con la mayor crisis económica de los últimos años. “Si no hubiera sido por varios barrios cerrados, Pilar hubiera estallado, así se armaron los comedores y hasta hace dos años teníamos que seguir dando comida”, contó la mujer.
En tanto que Cristina Rivero, también voluntaria de la Red aseguró que lejos de los prejuicios referidos al escaso sentido de la realidad que tienen los habitantes de las nuevas urbanizaciones, afirmó que “la mayoría de los barrios cerrados y countries colabora con parroquias, bibliotecas o comedores de la zona”.

“Se organizan ferias de ropa, -continuó- hacen tejidos, colaboran con los hospitales, orientan la ayuda donde está la necesidad”.

Al mismo tiempo, destacó que la solidaridad está en todo el tejido social. “La idea no es dar lo que te sobra sino usar la inteligencia para potenciar tus recursos, no hay que ser Amalita Fortabat para poder ayudar”, concluyó.

Comentarios