Hay incertidumbre sobre el futuro polideportivo de Derqui

Fue anunciado hace cinco meses. Se hicieron algunos trabajos pero hoy está totalmente paralizado. Se desconocen los motivos.
jueves, 21 de julio de 2011 · 00:00

 

El polideportivo de Derqui, por ahora, sigue siendo una intención.

 

A fines de febrero, la Municipalidad se abocó a un emprendimiento muy necesario para Presidente Derqui: un polideportivo. La iniciativa surgió del titular de Medio Ambiente de la Provincia de Buenos Aires, José Molina, y el proyecto quedó bajo responsabilidad del director de Deportes de la Municipalidad, Juan Carlos Arroyo.

El predio elegido es adyacente a la estación del ferrocarril San Martín y la obra comenzó con grupos cooperativos adheridos a planes nacionales como “Argentina Trabaja” y cuadrillas del obrador de la delegación municipal derquina.

El amplio espacio, ubicado entre las calles Meisner y O’Higgins, entonces tuvo la visita de Carlos “Pacho” Pérez, un funcionario de Deportes para el seguimiento de los trabajos. Bajo su supervisión, ocho hombres pusieron manos a la obra para un camino de material de 300 metros de largo que, en principio, no sólo serviría para los numerosos peatones sino que luego bordearía una de las varias canchas de los diversos deportes que allí se practicarían.

Pero la realidad indica que el cabo de cinco meses casi nada se hizo, y lo poco hecho fue destruido. Por ejemplo, los casi 100 metros del único camino de cemento. “Desconozco completamente por qué todo está paralizado, nadie me informa y como no es de mi responsabilidad yo no pregunto”, señaló el delegado municipal Eduardo Mancini en concordancia a su habitual sinceridad.

Sin embargo, a la hora de responder por qué se estaba levantando el único sendero de material fue contundente: “esa vereda estaba invadiendo el perímetro determinado de una de las canchas, y me dijeron que la levante”. Efectivamente, personal de la delegación ya había sacado una buena parte del hormigón armado y sus hierros de contención. Ese campo tiene en su lateral de la calle O’Higgins una suerte de depósito de balastro usado en las remodelaciones que llevan a cabo los obreros del San Martín y que, a su vez, sirven para el mejorado de calles que lleva adelante Mancini.

En consecuencia, es visitado varias veces a la semana por el delegado. “Hace rato que no se hace nada, es una lástima porque sería muy bueno para Derqui algo así, pero si bien ignoro qué pasó, no descarto un inconveniente ligado a los recursos” dijo, y luego agregó: “varios meses atrás tuvimos una reunión en la delegación con todos los responsables directos de este proyecto, dije en qué podía ayudar y lo sigo haciendo por más que todo esté paralizado”.

Efectivamente, los camiones del obrador descargan en el amplio predio tierra y algo de escombros para rellenar y levantarlo; luego todo es apisonado. Pero de los primeros trabajos anunciados, como el camino (hecho en el lugar incorrecto, levantado y abandonado) el alambrado perimetral, o una buena iluminación, nada se hizo.


¿Cómo será?

Un cancha de fútbol de 11, otra para 5, una cancha de voley, pista aeróbica y vestuarios con duchas para locales y visitantes; las características del hipotético polideportivo de Presidente Derqui.

Comentarios