Ya se recibieron las primeras armas del plan de desarme

En el día de ayer se entregaron siete en las oficinas de la Secretaría de Prevención Ciudadana. Se pagaron entre 200 y 600 pesos por cada una con un cheque al portador. La entrega es anónima.

miércoles, 20 de julio de 2011 · 00:00

 

Las armas se reciben en las oficinas del centro de monitoreo municipal.

 

En la segunda jornada de “desarme voluntario” impulsado por el Registro Nacional de Armas (RENAR) y al que adhirieron el ministerio de Justicia provincial y el Municipio, se recibieron las primeras siete armas de fuego en la sede destinada para tal fin en Pilar.

Tal como confirmó el secretario de Prevención Ciudadana, Juan Carlos Losada, durante el día de ayer fueron “cinco armas cortas y dos largas” las recepcionadas en las oficinas donde funciona el centro de monitoreo municipal.

Se trata de la segunda jornada de este tipo. La primera tuvo lugar el martes pasado y no tuvo respuesta por parte de la comunidad.

Las siete personas que depositaron sus armas el día de ayer recibieron un cheque al portador por el valor asignado para el arma y entregaron los aparatos de forma anónima, tal como lo establece el plan. “No tiene implicancias para el que la entrega, no se le pide identidad”, explicó el funcionario.

Si bien el destino final de las armas es la destrucción total, Losada aclaró que las mismas no se eliminan sin antes corroborar que no tengan pedido de secuestro, a fin de no entorpecer ninguna investigación policial.

 

Proyección

Quienes decidan sumarse al plan de desarme voluntario recibirán por el arma que entreguen una suma de dinero que ronda entre los 200 y los 600 pesos. En Pilar, el encargado de determinar el precio que se paga por cada una de ellas es quien está a cargo de la recepción de las armas, el subcomisario Gastón Vera, designado por el RENAR para dicha tarea.

Cabe destacar que no es necesario que las armas se encuentren en perfecto estado, incluso pueden entregarse aparatos que no funcionen. “Lo único que nos aceptan son armas ‘tumberas’”, explicó el responsable de Prevención Ciudadana, en relación a las armas caseras.

En cuanto a la cantidad de aparatos recibidos, Losada afirmó que “siete armas no está mal”, y confió en que este número se vaya incrementando con el boca a boca.

“Creemos que van a empezar a sumarse cuando los vecinos vean fehacientemente que no se les pide documentos y se les entrega el cheque al portador sin preguntarles la identidad”, consideró el funcionario.

No obstante, puesto a hacer proyecciones sobre la efectividad de la iniciativa, Losada aseguró que “no se puede estimar, va a depender de la comunidad”, y recordó que “entre la gente de alto poder adquisitivo, las armas son el chiche de los grandes”, por lo que convencer a los propietarios de desprenderse de las mismas puede ser un objetivo difícil de conseguir.

El plan continuará en marcha hasta el 31 de agosto. Las armas se reciben todos los martes de 9 a 14 en las oficinas de Prevención Ciudadana, en Av. Tratado del Pilar al 100.

Las estadísticas indican que el 70% de los homicidios dolosos cometidos en la Argentina se efectúan con armas de fuego.

Comentarios