La Esperanza, un barrio olvidado que sólo vive de su nombre

  La promesa de asfalto en calle Bélgica nunca se cumplió. Hace tres meses la había formulado el delegado. Zanjas tapadas y calles intransitables son la escenografía cotidiana de los vecinos.

domingo, 10 de julio de 2011 · 00:00

 

El delegado prometió soluciones a los vecinos, pero aún no llegaron.

 

 

Todo un barrio de Presidente Derqui está indignado. Es que hace tres meses varios vecinos lograron que el delegado municipal, Eduardo Mancini, los visitara para buscar mejoras, principalmente, en las muy deterioradas calles.

Una misiva firmada por más de 100 personas y dirigida al intendente Humberto Zúccaro reflejaba el pedido ya desde antes.

El encuentro fue en calle Bélgica, del barrio La Esperanza, y los frentistas plantearon sus reclamos para luego oír del funcionario la promesa de inmediatos trabajos de zanjeo, mejor iluminación, desmalezamiento y mantenimiento de la plazoleta “Héroes de Malvinas”, que está sobre esa arteria y armada bajo iniciativa del veterano de guerra Carlos Villar. Fue inaugurada por Zúccaro hace tres años, y con el tiempo los vecinos vieron mermadas sus posibilidades de cortar el pasto periódicamente o de mantener los juegos infantiles que habían conseguido.

Días después, una cuadrilla la emprolijó, y una semana más tarde Mancini pronosticó “en breve” el asfalto para esa calle, según le informara el Subsecretario de Obras Públicas, José Kastelic.

Sin embargo pasaron dos meses sin novedades, y los vecinos se comunicaron con esa Secretaría. Según dijeron a El Diario, la respuesta de la secretaria del funcionario público fue lapidaria: “Kastelic no sabe cuándo se podrá asfaltar esa calle, es más, desconoce dónde está”.

Esa respuesta corrió entre los vecinos de las escasas tres cuadras, y se desplomó la ilusión de dejar atrás la tosca y tierra que con la lluvia impide la circulación de vehículos y que cuando está seca exhibe numerosos baches.

Se sabe que después consultaron al delegado por esa respuesta y que éste les reiteró que el mismo Kastelic estuvo en esa calle y prometió los trabajos.

Pero la indignación mayor fue cuando supieron que en Obras Públicas aprobaron asfaltar varias cuadras de distintos barrios derquinos, y que La Esperanza no figuraba.

 

Olvidados

“Vivo acá desde hace 40 años y jamás asfaltaron ni una calle, apenas iluminaron porque pagamos con la boleta de Edenor, somos los más olvidados de Derqui”, sentenció un vecino del barrio ubicado sobre la ruta 234, y a menos de un kilómetro de la ciudad.

Efectivamente, sus varias manzanas muestran aguas servidas, zanjas con pastos, desagües semitapados, veredas rotas o inexistentes, residuos domiciliarios o podas en esquinas que permanecen por días, y calles intransitables por las lluvias o por sus numerosos baches.

Lo peor ocurrió con una vecina que sufrió un accidente que le afectó muy mal las dos piernas, porque vino una ambulancia y no podía llegar hasta su casa por el barro; “mejor que no vengan a buscar votos por aquí”, disparó una de las mujeres.

Comentarios