La escasez de combustible se notó en los surtidores de Pilar

Hubo largas colas de vehículos en las pocas estaciones de servicio que tenían nafta para expender. Empresarios del sector afirmaron que “ni las refinerías cuentan con stock”.

domingo, 10 de julio de 2011 · 00:00

 

Las largas colas se repitieron ayer en las estaciones de servicios.

 

 

Al igual que en gran parte del país, en las estaciones de servicio de la ciudad reinaba ayer la escasez de combustible, como así también predominaban las largas colas de hasta 40 minutos de espera en aquellos surtidores donde todavía quedaba algo de nafta o gasoil.

Las filas más prolongadas de vehículos que pugnaban por llenar sus tanques se registraban en la YPF del Automóvil Club Argentino, en Avenida Tratado del Pilar y la ex ruta 8.

Por la mañana eran varias las estaciones de servicio del distrito que ofrecían todavía combustible a sus clientes. Pero por la tarde, conseguir nafta se convirtió, una vez más, en una misión casi imposible. Sólo la YPF de las 5 esquinas (Moreno y Rivadavia) tenía a las 6 de la tarde 500 litros de nafta súper en stock, cantidad que estimaban terminar de expender durante la noche del sábado.

Los inconvenientes para conseguir naftas y gasoil se hicieron extensivos también al resto de la provincia y del país. Por ejemplo, en las estaciones de servicio del interior se registraba ayer una situación de escasez que, a juicio de los expendedores, “no se va a tener una solución inmediata”, por lo que los problemas para conseguir combustible permanecerían al menos hasta hoy.

La titular de la Federación de Empresarios de Combustible de la República Argentina (FECRA), Rosario Sica, sostuvo que “así no se puede seguir”, en referencia a la insuficiente oferta ante una demanda creciente.

Precisamente, la Comisión Directiva de FECRA realizó la semana pasada una “Jornada Nacional de Expendedores” convocada “a raíz de la profunda crisis de abastecimiento y provisión de combustibles que los consumidores de todo el país vienen sufriendo y que se ve agravada por el constante cierre de estaciones de servicio”.

“Lamentablemente, hemos entrado en una crisis por la conjunción de varios factores: crecieron el campo, la industria y el parque automotor, pero tenemos la misma oferta de crudo que en 2001”, señaló Sica.

La titular de la federación añadió que “ni las refinerías ni las estaciones de servicio cuentan con stocks, los costos de explotación son elevadísimos y hay un ambiente muy delicado, ya que los consumidores se enojan con los playeros porque creen que están acaparando naftas y gasoil, cuando en realidad somos tan víctimas como ellos”.

Comentarios